FANDOM


Medal3 El presente artículo, Harvest: Mundo en Guerra, escrito por MrRobert10, ha sido galardonado como Artículo Excelente, de acuerdo a los resultados de la Votación de Premios de Artículos Destacados del 2018.
Terminal Harvest: Mundo en Guerra, pertenece al Universo de los Purificados.
Harvest Portada III

Editar

0432 Horas, 29 de Agosto de 2483, Ciudad de Varmahnes, Harvest

(En medio de un tiroteo entre fuerzas de Marines del UNSC contra Terroristas Húngaros, un Marine herido de gravedad, estaba siendo protegido por uno de sus compañeros. Una bala había perforado el pecho del Marine Trevor Wilson, y su compañero y amigo, el Sargento Thomas intentaba ayudarlo.)

Cabo Max Roberts: Sargento, tenemos que retirarnos.

Sargento Thomas: ¡No! No puedo dejar a Trevor aquí.

Trevor Wilson: (Empezó a toser varias veces) Thomas, corra... Huya, saca a los sobrevivientes de este infierno... (Volvió a toser) Quedas a cargo...

De los ojos de Thomas cayeron lagrimas.

Sgt. Thomas: ¡No!... No puedo, eres mi mejor amigo... Yo no... ¡Yo no te puedo dejar aquí!

Trevor Wilson: Lo sé Thomas... Lo sé... Por eso hago esto... Quiero que vivas, por que eres mi amigo.

El Soldado Jordi, igualmente amigo de Trevor y de Thomas, se acerco a ellos.

Jordi Terrel: ¡Trevor! ¡Dios! Se ve mal...

Trevor Wilson: No tienes porque recordármelo.

Jordi Terrel: Pero, ¡Sargento! Necesitamos irnos rápido. Si nos quedamos, no sobreviviremos.

Trevor Wilson: Ya lo oíste, (Volvió a toser)... Lárguense.

Jordi Terrel: Pero Sargento...

Trevor Wilson: ¡Les daré toda la cobertura que pueda!

Sgt. Thomas: Pero Trevor...

Trevor Wilson (Gritando): ¡Es una orden! ¡Huyan!

El Pequeño WallyEditar

07:30 am, 29 de Agosto de 2483, Ciudad de Gladsheim, Harvest

La Ciudad de Gladsheim, habitada por mas de trescientos mil civiles, era la segunda ciudad mas poblada de Harvest y también, era la ciudad vecina de la capital del planeta; Utgard. A pesar de que era una ciudad avanzada a pesar de ser fundada hace apenas 30 años, tecnológicamente era inferior a Utgard.

La gente de Gladsheim caminaba por las calles mientras el cielo se mantenía totalmente nublado; Una mujer agarraba a un pequeño niño de la mano, el pequeño cargaba en su espalda un mochila, una Madre que llevaba a su pequeño hijo a la escuela. La gente no prestaba atención y pasaba de lado de ellos.

El pequeño niño expresaba una gran emoción de felicidad en su rostro:

Walter Wilson: Oye mami, ¿Mami? ¡Mamá!

Sra. Miranda Wilson: ¿Qué sucede Wally?

Walter Wilson: ¿Es cierto que ya voy a ir a la escuela?

Sra. Miranda Wilson: Sí, es cierto. Por fin vas a ir a la escuela, y por cierto, ya vamos para allá.

Walter Wilson: Wow, pero... Volverás por mi ¿Verdad...?

Sra. Miranda Wilson: Claro que sí, vendré por ti.

Walter Wilson: ¡Que bien! Pero tengo otra duda... ¿Qué me van a enseñar en la escuela?

Sra. Miranda Wilson: Pues... Sumas y restas, a dibujar. Te enseñaran a leer, entre otras.

Walter Wilson: Ehm...

Walter apunta al cielo, y sorprendido grito:

Walter Wilson (Sorprendido): ¡Mira al cielo mamá!

Miranda fijo su mirada al cielo, y centro su atención en dos Pelicans de la UNSC que resaltaban su color verde militar del cielo nublado.

Sra. Miranda Wilson (Extrañada): ¿Por qué estarán aquí?

(Los Dos Pelicans descendieron en una calle que se encontraba cerrada, al acoplarse con el pavimento los Pelicans abrieron la compuerta trasera, los Marines que se encontraban de pasajeros bajaron rápidamente de los Pelicans, el ultimo Marine en bajar portaba una gorra en vez de portar el casco estándar de los Marines. Walter observo con cautela al Marine con gorra, al reconocerlo, Walter grito de felicidad.

Walter Wilson: ¡Sargento Thomas!

Walter se acerca al Sargento Thomas para darle un abrazo.

Sargento Thomas: Eh... ¡Oh! Mira quien esta aquí, el pequeño Wally.

El Sargento Thomas se agacha para recibir en brazos abiertos a Wally, estos dos se abrazan finalmente.

Sgt. Thomas: Vaya Wally, has crecido mucho desde la ultima vez que te vi. Déjame adivinar ¿Ya vas a la escuela? Te estas volviendo viejo.

Walter se ríe con el comentario de Thomas.

Walter Wilson: Jeje, no soy tan viejo. Pero ¡Sí! Ya voy a ir a la escuela.

Sgt. Thomas: Me alegro.

Lentamente, Miranda se acerca a ellos.

Sra. Miranda Wilson: Thomas... Buenos días. Walter, nos permites.

Walter Wilson (Un poco desanimado): Ah, oh. Okey.

Walter dio media vuelta y se alejo un poco.

Sra. Miranda Wilson: ¡¿Qué demonios hacen aquí tú, y tus hombres?!

Sgt. Thomas: Buenos días igualmente, Miranda.

Sra. Miranda Wilson: Quiero respuestas.

Sgt. Thomas: Pues, prácticamente, estamos haciendo nuestro trabajo.

Sra. Miranda Wilson: ¿Qué exactamente?

Sgt. Thomas: Es clasificado.

Sra. Miranda Wilson: Déjame adivinar, mmm... ¿Terroristas, 6 años después del fin de la Guerra?

Sgt. Thomas: Le repito que es clasificado.

Sra. Miranda Wilson: Bah, solo vienen a dar problemas, ¿Verdad?

Sgt. Thomas: No, esa no es nuestra intención.

Sra. Miranda Wilson (Enojada): ¿La UNSC no ha podido resolver estos conflictos aun? Han pasado 6 años desde el supuesto fin y todavía siguen buscando grupos terroristas. La UNSC es una maldita...

Thomas interrumpe a Miranda.

Sgt. Thomas: Miranda. Te pido que no te desquites con la UNSC por la perdida de Trevor, si alguien es el culpable de su deceso... Ese alguien debo ser yo.

Miranda se queda en silencio, sin decir absolutamente nada. Ella da media vuelta y se dirige con Walter. Mientras que a la vez, Thomas da media vuelta y decide irse con sus Marines e iniciar su búsqueda de Terroristas.

Walter Wilson: ¿Ehm, mamá? ¿Por qué se va el Sargento Thomas? ¿Mamá?

La madre de Walter no le presta atención alguna. Miranda agarra bruscamente la mano de Walter y decide irse sin contarle nada a Walter. El pequeño únicamente expresa un ceño fruncido mientras observaba a su madre, pero que en un rato se le borra del rostro al ver a su escuela. Sorprendido le comenta a su madre:

Walter Wilson: ¡Wow! Es muy grande.

Sra. Miranda Wilson:' Si lo sé, bueno ¿Te sientes emocionado?.

Walter Wilson: ¡Claro! Pero solo tengo una pregunta, ¿De qué a que hora me voy a quedar?

Sra. Miranda Wilson: Pues, te quedarás desde las 8 hasta las 12...

Miranda toma su celular del bolsillo y lo enciende.

Sra. Miranda Wilson: ¡Hay dios mío! Falta muy poco para las 8

Walter Wilson (Con un tono asustado): No quiero llegar tarde a mi primer día.

Sra. Miranda Wilson: Tranquilo Wally, tranquilo no te preocupes, vamos.

Después de caminar por unos minutos con cierta prisa, finalmente llegan a tiempo a la escuela.

Sra. Miranda Wilson: Bien, justo a tiempo.

Al concluir sus palabras, Miranda se agacha para despedirse de su hijo, los dos se abrazan y Walter le dice a su madre:

Walter Wilson: Te quiero mamá.

Sra. Miranda Wilson: Yo también te quiero, Wally.

Miranda besa la frente de Walter. Wally se despide de su madre volviéndose a dar otro abrazo, para después dirigirse a la entrada de su escuela.

Cambios DrásticosEditar

11:55 am, 27 de Agosto de 2489, Escuela Pública Deer Valley, Harvest

Profesor Holt: Como ultimo punto que veremos en la clase de Historia, sera... La importancia del Comando Espacial de las Naciones Unidas, UNSC en sus siglas en Ingles, veremos su historia y entre otras cosas. Pero esto sera mientras avanza el curso.

Walter escucha las palabras de su Profesor, repentinamente el, le pregunta.

Walter Wilson: Profesor, cuando venia para acá, escuche de unos Terroristas... Ellos, ¿Quiénes son?

Profesor Holt: Oh... (El Profesor piensa antes de contestar) Pues es solo gente muy mala, no hay de que preocuparse. Pero como veran, ya es hora de la salida...

Antes de siquiera terminar su frase, un grito con un tono de horror se escucha repentinamente cerca, cuando este grito concluye se escucharon varios disparos extremadamente cercanos. Al escuchar los disparos, el Profesor Holt grita:

Profesor Holt: Todos ¡Tírense al suelo!

Asustados y con prisa, el pequeño grupo de alumnos junto con el profesor se tiran al suelo escondiéndose en los mesabancos; Al esconderse los disparos cesan y en un lapso de 15 segundos, otra ráfaga de disparos inicia pero ahora siendo muchos mas disparos que la primera vez. A la vez, a lo lejos, se alcanzan a oír varias sirenas de la Milicia de Harvest. Pasan 2 minutos cuando uno de los alumnos grita sorprendido:

Alumno: ¡Miren un avión!

El alumno que había gritado apunta a la ventana, con esto, todos en el salón incluyendo al profesor observan a través de las ventanas un vehículo aéreo militar apodado como Hornet. Que tras unos segundos de estar en el aire sin hacer nada, comienza a disparar constantemente por 10 segundos. El Hornet deja de disparar y comienza a descender. Cuando el Hornet dejo de ser observable por la ventana del salón, el Profesor Holt se levanta y con cautela decide asomarse por la puerta.

Profesor Holt: Quédense aquí niños, veré que es lo que pasa.

El Profesor observa el exterior por unos momentos hasta que, un Marine se acerca a su grupo.

Profesor Holt (Asustado): ¡¿Qué diablos ha pasado?!

El Marine primero revisa el interior del salón antes de hablar con el Profesor, al percatarse de que había niños dentro, decide hablar en voz baja con el Profesor.

Marine (Susurrando): Un grupo de Terroristas acaba de iniciar un tiroteo... (El Marine piensa por unos segundos)... Hubo bajas civiles...

(El Profesor Holt anonadado, cubre su boca con su mano tras haber escuchado lo que le dijo al Marine.

Prof. Holt: ¿Evacuaremos el lugar?

Marine: Por supuesto, mis superiores nos dieron la orden a mí y a mi escuadrón de evacuar la escuela.

Al terminar de hablar, el Marine entro al salón de clases y en orden comenzó a sacar a los alumnos. Cuando Walter salio del salón alcanzo a observar que otros compañeros de otros grupos igualmente estaban siendo evacuados.

Mientras tanto, afuera de la escuela; Un Camión con las siglas CNH se encontraba cerca de la reciente masacre, una joven reportera de tez blanca esta junto con su camarógrafo documentando lo que hace minutos había sucedido.

Reportera: Bienvenidos a una nueva transmisión de CNH. Hoy un tragico evento ha ocurrido en las afueras de la Escuela Pública de Deer Valley. Y aquí una entrevista en exclusiva con el Sargento del Cuerpo de Marines, Thomas White.

El camarógrafo apunto a Thomas, únicamente el Sargento asintió.

Reportera: Sargento, nos puede contar lo que ha ocurrido.

Sgt. Thomas: Un grupo de Terroristas... Comenzó un tiroteo hacia indefensos civiles en este lugar. Junto con mis hombres, iniciamos una pequeña batalla contra ellos.

Reportera: ¿Sabe usted la posible cantidad de víctimas de este terrible atentado?

Antes de contestar, Thomas se rasco la cabeza.

Sgt. Thomas: Los paramédicos han calculado una suma de 24 fatalidades y de 35 heridos.

En la entrada de la escuela, el pequeño Wally junto con otras decenas de niños estaban siendo evacuados. Walter observa a su alrededor para saber que es lo que estaba pasando, mientras observaba se percato de la presencia del Sgt. Thomas, pero cuando concentra su atención en otro lugar, observa bolsas de cuerpos. El niño claramente se asusta, pero al mirar a la derecha observo que un cadáver aun no había sido cubierto por los paramédicos.

Walter se detiene en seco, sus lagrimas empiezan a brotar de sus ojos y con una suave pero a la vez, rota y temerosa voz dice:

Walter Wilson: Mamá...

Walter se separa de la fila y empieza a correr donde se encontraba el cuerpo sin vida de su madre. Mientras llora fuertemente grita repetidamente "Mamá" hasta que su voz empieza a romperse mas y mas hasta llorar en silencio. El Sgt. Thomas escucha la voz de Walter, voltea y observa a Walter acercándose a uno de los cuerpos.

Sgt. Thomas: Oh no.

Walter llega hasta el cuerpo sin vida de su madre mientras llora repitiendo "Mamá"; Walter se agacha e intenta que su madre le hable empujándola, intentándola mover, pero todo era en vano. Walter agacho su cabeza y la coloco en el hombro de su madre y empezó a llorar en silencio. El Sgt. Thomas rápidamente llega hasta donde esta Walter y se hinca a un lado suyo; coloca su mano sobre el hombro de Walter, el pequeño con ojos totalmente lagrimeados voltea observa a los ojos a Thomas, Walter cae en los brazos de Thomas mientras vuelve a llorar con fuerza, el Sgt. Thomas lo abraza fuertemente.

Sgt. Thomas: Todo saldrá bien Wally. Yo, cuidare de ti.

Sepultando el PasadoEditar

06:00 pm, 30 de Agosto de 2489, Cementerio de Garm, Harvest

Desde hace un par de horas, la lluvia seguía cayendo en la ciudad de Gladsheim y en sus cercanías. A las afueras de la urbe, había un Cementerio; el Cementerio de Garm. Las leyendas nórdicas contaban que Garm, era el perro guardián de las puertas de la morada de Hela.

En el Cementerio acontecía un funeral; las personas vestían de negro y cargaban con sombrillas para cubrirse de la lluvia. Un hombre pasa entre las personas que rodeaban a un ataúd. La gente lloraba mientras veía el ataúd y mas otras se abstenían de llorar. Aquel hombre se acerco al ataúd y presento sus respetos, después se alejo del ataúd y se acerco a una mujer.

Hombre: ¿Era familiar suya?

Mujer: No, ella... Era mi amiga. ¿Y usted? ¿Es familia?

Hombre: No, no. Soy un viejo amigo de la familia.

Mujer: ¿Conoció al marido de Miranda?

Hombre: Sí, Trevor era mi mejor amigo.

Mujer: De casualidad, ¿No sabe qué paso con Wally?

Hombre: Escuche que uno de los amigos de la familia cuidaría a Walter.

Mujer: ... Pobre de el. Era un niño tan feliz. Sabe algo, es una coincidencia que Miranda y Trevor murieron de la misma forma... Asesinados por Terroristas.

Tras pasar los minutos, el mismo Padre de Miranda diría unas palabras de despedida para su hija, antes de concluir el hombre rompió en llanto. La Madre de Miranda concluiría las palabras de su esposo a la vez que la gente lloraba. El ataúd de Miranda es finalmente enterrado.

Hombre: Bueno... (Bajo la mirada para ver su reloj de munequera) Es tiempo de irme.

Mujer: Pero antes, ¿Me podrías dar tu nombre y tu número?

Hombre: Ah, claro. Mi teléfono es 601-304-4021. Y me llamo Thomas, Thomas White.

Al pasar de las horas, Thomas llego a su casa. Al abrir la puerta con sus llaves, entra y se dirige a la sala familiar, donde ve a Walter en el sillon sufriendo de un ataque de pánico.

Sargento Thomas: ¡Walter!

El Sargento rapidamente se acerca al sillon y carga entre brazos a Walter.

Sargento Thomas: ¡Vamos Wally! Tranquilízate... Estoy aquí y siempre estaré a tu lado cuando necesites mi ayuda.

11 Años DespuésEditar

11:52 pm, 21 de Agosto de 2499, Parque Newton, Harvest

Dentro del Parque Newton, un chico de no mas de 16 años, recorría el Parque con un skateboard. Su rostro no expresaba emociones, mientras iba a una relativa alta velocidad, la poca gente que caminaba por el parque lo esquiva y lo maldecía pero el joven los ignoraba.

Walter Wilson: (Antes de hablar suspiro) Recuerdo este lugar. Era nuestro parque favorito...

Walter siguió recorriendo el parque, mientras lo hacia, paso al lado del gigantesco lago, Walter lo vio fijamente y recuerdos de su niñez, cuando jugaba con su madre en el lago pasaron por su mente. Tras unos minutos Walter salio del parque y mientras recorría el área residencial finalmente llego a su casa; al percatarse de la hora que era decidió entrar en silencio aprovechando el factor de que su casa estaba a oscuras.

Mientras avanzaba lentamente por su casa, estaba apunto de subir por las escaleras para escabullirse a su cuarto, pero de repente, la luz de la casa se prendio.

Alexa Stuart (Enojada): ¡Walter! ¡Ahí estás muchacho! ¡¿Dónde diablos estabas?!

Walter Wilson: No importa.

Walter empezo a subir los escalones, pero Alexa lo detuvo.

Alexa Stuart (Enojada): Haber, haber, ¿A dónde vas? ¡Como no me va a importar! ¡¿Qué no sabes que hora es?!

Walter Wilson: No lo sé. Y no me importa.

Alexa Stuart: ¡A mi, no me hables así...!

Walter Wilson: Cállate. Actúas como mi madre y tu nunca seras mi madre.

Al decir eso, Walter subio por las escaleras y entró a su cuarto.

Al Día Siguiente

Una escuela, Walter se dirigía al baño de su escuela para hacer sus necesidades, al entrar Walter se topo con una especie de Bullies de mayor edad que el.

Bully 1: ¡Dame todo tu dinero!

Walter Wilson: No... No tengo dinero.

Bully 2: ¿Entonces para que vienes al baño?

Walter Wilson: Ha hacer mis necesidades.

Bully 2: Si no traes dinero, no te dejaremos entrar.

El Bully se pone enfrente de Walter.

Walter Wilson: Déjame pasar.

Walter intenta empujar al Bully pero este ni se mueve. El Bully empuja con fuerza a Walter, provocando que se cayera al suelo.

Bully 2: No dinero, no baño.

Walter se enoja.

Bully 1: Oh, ¿Qué planeas hacer?

Walter golpeo la cara del 2do Bully este cayo al suelo. El otro Bully golpeo con aun mas fuerza a Walter, y con su amigo recuperado empezaron a golpear con rudeza a Walter.

Walter se despertó, era un sueño que había tenido repetidas veces, pero Walter sabia que o era soñar con los Bullys y los problemas de la primaria o era soñar sobre la muerte de su madre.

Walter a pesar de haber despertado seguia con los ojos cerrados hasta que escucho tenuemente el sonido de la radio.

Locutor: ¡Hey! Yo soy Leo Hunter y estan escuchando su música favorita en North Hits Radio. Y aquí con el éxito del momento "Tune of City" de la banda "Motions of Pilots". Y bueno, ¡Abran bien sus oídos! Y escuchen.

La canción comenzó a sonar en la radio, Walter se levanto lentamente. Aun en la cama, Walter se sentó y se limpio las migrañas; vio en su espejo su cara y las hogueras se marcaban en su rostro. Fijo su mirada en su despertador y este marcaba las 06:00 am aunque extrañamente Walter no tenia sueño. Dejando de prestar atención a su despertador Walter intentaba agarrar algo de su escritorio, mientras buscaba paso su mano por algunos libros que tenia, pero sin querer tiro una bebida. Obviamente se dio cuenta de su error y se levanto de su cama. Walter observo su lata de Red Bull chorreando en su alfombra; levanto la lata y le dio igual el liquido derramado sobre su alfombra. Al buscar dentro de unos cajones, encontró finalmente el objeto que estaba buscando, una cajetilla de cigarros. Walter se acostó en su cama mientras agarro un encendedor, para empezar a fumar.

Walter Wilson: Ah... Cigarros Sweet William, los mejores.

Mientras tanto en el piso inferior; Alexa, estaba observando una de las fotos de su boda con Thomas. Alexa observaba con mucha ternura el joven rostro de su marido. De repente, el timbre de la casa sonó.

Alexa Stuart: Ojala no sea el cartero, otra vez...

La mujer se dirigió hacia la puerta de su casa, al abrirla, se sorprendió al ver el rostro de su marido.

Sargento Thomas: Hola cariño.

Alexa esbozo una sonrisa y grito de emoción, para después abrazar a su marido. Tras terminar su abrazo, se besan apasionadamente. Thomas entro a su casa junto con Alexa.

Sgt. Thomas: Espero que, hayas hecho algo para desayunar.

Alexa Stuart: ¿Acaso no dan de comer en las Bases del UNSC?

Sgt. Thomas: Claro que si. Pero, no saben tan bien como tus comidas.

Alexa rió.

Sgt. Thomas: ¿Y Walter?

Alexa Stuart: ...

Sgt. Thomas: ¿Sucede algo, Alexa?

Alexa Stuart: Nada grave... Solo tuve una pequeña discusión con Walter.

Sgt. Thomas: Déjalo, tu ya sabes como es... Desde que perdió a su madre, ya no es el niño que conocí hace mucho tiempo.

Alexa decidió no comentar.

Sargento Thomas: Bueno, dile que baje a comer.

Alexa Stuart: Claro.

Pasados unos segundos, Alexa avisa a Walter que bajase a comer. Dentro de su cuarto, Walter escucho. Rápidamente lanzó los cigarros a través de la ventana. Salio de su cuarto y bajo por las escaleras. Walter se dirigió a la cocina y al llegar, se sorprendió al ver al Sargento Thomas, Walter lo saludo y se abrazaron, para seguidamente desayunar en familia.

Sgt. Thomas: ¿Cómo vas en la escuela Walter?

Walter Wilson: Mmm... Estoy bien.

Sgt. Thomas: ¿Seguro?

Walter Wilson: Sí.

Sgt. Thomas: Bueno...

Walter Wilson: ¿Y en dónde estuviste, todo este tiempo?

Sgt. Thomas: Estuve combatiendo con los Insurreccionistas.

Walter Wilson: ¿Aún estan en guerra?

Sgt. Thomas: Sí, aún siguen dando problemas. Y creo que las cosas cada vez están empeorando más.

Walter termina su desayuno.

Walter Wilson: Que mal por ellos... Bueno, yo me tengo que ir a la escuela.

Sgt. Thomas: Okey. Échale ganas al estudio, para que seas alguien en la vida.

Walter Wilson: Por supuesto.

Walter se despide de Thomas y de Alexa, para finalmente salir de su casa e irse a la escuela. En 10 minutos llego a su escuela; Uno de sus amigos, lo esperaba en la entrada.

Eric Miller: ¡Hey Walter!

Eric se acerca a Walter con cierta prisa.

Walter Wilson: Hola Erick.

Ambos se saludan con los puños.

Eric Miller: ¿Oye no has visto a Kenny y a Stan?

Walter Wilson: Para nada. Supongo que estan adentro.

Eric Miller: Bueno, tal vez. ¿Entramos?

Walter Wilson: Adelante.

Los dos entran a la escuela. Mientras caminaban por los pasillos, encontraron a sus otros amigos en los bebedores. Estos últimos al verlos, empiezan a platicar.

Stan Ambrose: Hey, ustedes dos ¿Dónde estaban?

Eric Miller: Les pregunto lo mismo ¿Dónde estaban?

Kenny Espinoza: Oh... Nosotros estábamos aquí, esperándolos.

Eric Miller: Ah pues, nosotros también, estábamos afuera esperándoles. Pero ya que estamos aquí, hay que irnos al salón.

El grupo de amigos da media vuelta y se dirigen a su salón. Abren la puerta y entran al aula, sus otros compañeros hacían cosas mundanas sin prestarles atención, aunque, Walter vio de reojo que una chica lo veía con cierto anhelo. El grupillo, se sientan en sus lugares en una esquina del salón. Minutos mas tarde suenan las campanas y llega el profesor, dando inicio a las clases.

Profesor Joseph Jones: Buenos días jóvenes.

Al unisono, los alumnos saludan al Profesor Joseph Jones, un hombre caucásico de mediana edad. Jones dio media vuelta y se dirigió a su mochila.

Eric Miller (Susurrando): Hey Walter, ¿tu padrastro ya volvió?

Walter asintio con la cabeza.

Walter Wilson (Susurrando): ¿Por qué preguntas?

Eric Miller (Susurrando): A la salida te dijo.

Walter se extraño un poco al escucharlo. Pero dejo de darle importancia cuando comenzó la clase.

Prof. Joseph Jones: Bien jóvenes. Hoy es su clase de Biología; esta vez veremos un poco sobre la fauna y flora de Harvest.

El Profesor prendió un tipo de proyector que generaba hologramas. El primer holograma mostraba los bosques de Harvest.

Prof. Joseph Jones: Como bien sabrán, los bosques de Harvest estan llenos de mitos y leyendas de los habitantes aledaños a ellos. Y muchas veces esas "criaturas místicas" son creadas a causa de la desinformación. Uno de estos ejemplos es la famosa leyenda de Pie Grande, leyenda que es tan antiquísima que es originaria de la Tierra. Pobladores han "avistado" a Pie Grande en los bosques de Harvest, cuando realmente se tratan de ejemplares de Xenoroidea Gorulus...

El Proyector mostró ahora una especie de primates del tamaño de un Gorila, con una coloración café.

Prof. Joseph Jones: Llamados extraoficialmente Lémures Gigantes, son primos lejanos de los Lémures de la Tierra...

Walter dejo de prestar atención a la clase cuando vio nuevamente de reojo a la misma chica que lo había visto con anhelo. Walter volteo a verla, pero la chica rápidamente aparto su mirada mientras empezaba a sonrojarse. Walter soltó una pequeña sonrisa.

Tiempo después la primera clase termino. Eso significaba un pequeño receso de 15 minutos. La campana sonó, Walter junto con sus amigos fueron a la cafetería y pidieron su comida. Fueron a sentarse en una mesa y empezaron a platicar.

Stan Ambrose: Oigan ¿No quieren Doritos?

Eric Miller: Oye sí. Yo quiero.

Kenny le da un bocado a su comida, al pasar la comida por su garganta, mostró una cara de asco.

Kenny Espinoza: Agh... Esto sabe asqueroso ¿Qué mierda es esto?

Walter Wilson: Mierda, tal vez.

Los demás se rieron.

Eric Miller: No, no es eso. Creo que son tacos de asada y puré de papa, pero saben a mierda.

Kenny Espinoza: Y yo que me quejo de la comida de mi madre.

Stan Ambrose: ¡Hey! Miren quien está aquí.

Los demás observaron a su alrededor, alcanzaron a ver a un grupo conformado por 3 chicas, una de ellas tenían una piel blancuzca, un bonito pelo color marrón y con pecas en la cara, pero lo mas sobresaliente eran sus hermosos ojos verdes.

Eric Miller: ¡Oh! Es Rosie Brown.

Walter la observo detenidamente, el sabia que era esa chica, la chica que lo veía con anhelo.

Walter Wilson: Es una chica bonita.

Stan Ambrose: Bien que te gusta, eh Walter.

Walter Wilson: Podría decirse.

De repente, un dueto de bullies se les aproximó.

Connor Baxter: ¡Hey! Que tal grupo de energúmenos

Eric Miller: Ni siquiera sabes lo que significa "energúmeno".

Connor Baxter: ¡Mejor cállate bola de manteca!

Stan Ambrose: ¡Mejor lárgate Connor!

Adam Johnson: Oh, ¿Qué es lo que vas a hacer al respecto, Stan?

Los demás alumnos en la cafetería, empiezan a observar.

Connor Baxter: ¿Qué pasa Stan? ¿Te comió la lengua el ratón?

Al ver que Stan no contestaba, Connor se aproximo a el. Connor estaba listo para golpearlo hasta que se percato que Walter se levanto de su silla.

Walter Wilson: Mejor vete calmando Connor.

Connor Baxter: ¿Ah sí? ¿Qué es lo que me vas a hacer?

Connor empujo a Walter con cierta fuerza moviéndolo un poco. Enojado, Walter empujo con suma fuerza a Connor, provocando que se tropezara y cayera, golpeando su cabeza contra el piso.

Walter Wilson: Te partiré el rostro.

La multitud empezó a reírse de Connor. Rápidamente se levanto para responderle a Walter:

Connor Baxter: Tu; Yo; Mañana; En el parque Newton. Te reto a una pelea, o ¿Tienes miedo?

Walter Wilson: Mañana a la salida. Si fuera tú, traería una ambulancia, por si te fracturo la nariz.

Después de unas miradas amenazantes, sonó la campana. Walter y su grupo de amigos se fueron de la cafetería, los muchachos empezaron a platicar:

Eric Miller: Walter ¡Estás demente!

Walter Wilson: No ¿Por qué?

Kenny Espinoza: En serio viejo te pasaste.

Stan Ambrose: Si viejo, te vas a pelear con Connor.

Walter Wilson: No le tengo miedo. Miren, mejor vayámonos al salón.

Los otros contestaron con un "Ok" al unisono.

Transcurridas las horas, finalmente sonó la campana de la escuela, significando el fin de las clases. Al salir, Walter y Eric se despidieron de Kenny y Stan, ambos empezaron a caminar mientras se dirigían a sus casas, Eric le pregunto a Walter:

Eric Miller: Oye Walter...

Eric fue interrumpido, ya que ambos escucharon la voz de una joven.

Rosie Brown: ¡Oye!

La chica se les acerco. Al estar lo suficientemente cerca, Rosie centro su atención en Walter.

Rosie Brown: ¿Tú fuiste quien desafió a Connor?

Walter Wilson: El mismo.

Rosie Brown: Fue muy valiente lo que hiciste.

Walter Wilson: Gracias por el cumplido.

La chica soltó una delicada sonrisa.

Rosie Brown: ¿Puedo acompañarlos?

Eric Miller: Claro.

Rosie acompaño a Eric y a Walter, hasta que llegaron a la privada de la chica, ambos se despidieron de Rosie y siguieron su camino.

Walter Wilson: ¿Ibas a decirme algo Eric?

Eric Miller: ¡Ah sí! ¿Te acuerdas de lo que te pregunte hace varias horas?

Walter Wilson: No. No me acuerdo.

Eric Miller: Ah bueno. Quiero invitarte a ti y a los demás a mi casa. Hoy no, sino mañana.

Walter Wilson: ¿Por qué?

Eric Miller: ¿Recuerdas la vez que fui a tu casa? Pues veraz, esa vez me metí en la laptop de tu padrastro y robe información de la UNSC y hace unos días desbloquee el archivo y lo poco que lo vi me sorprendió y mucho.

Walter frunció el ceño y le gritó a Eric.

Walter Wilson: ¡¿Por qué mierda hiciste eso, Eric?¡

Eric Miller: Cálmate, cálmate. Solo lo hice por mera curiosidad. Aparte, porque la ONI y la UNSC nos esconden información...

Walter lo interrumpió estrepitosamente.

Walter Wilson: Mira, se que nos esconden cosas, pero tuviste que haberme avisado siquiera. Pero, esta bien; Mañana voy a tu casa.

Ambos finalmente se despiden. Tras unos minutos, Walter llega a su casa.

Walter Wilson: Ya llegue.

Sgt. Thomas: Hola Walter.

Walter Wilson: Hola Thomas, ¿y Alexa?

Sgt. Thomas: Fue a trabajar, pero ella me contó algo...

Walter Wilson: ¿Qué te dijo? 

Sgt. Thomas: Me contó sobre su discusión de ayer, a la medianoche... Y no solo fue eso, cuando te fuiste a la escuela ella me contó que fumabas, aparte ella cree que también tomas drogas.

Walter Wilson: Son puras mentiras.

Walter dio media vuelta y subió por las escaleras.

Sgt. Thomas: Walter, no te vayas. ¡Walter!

Walter ignoro a Thomas. Finalmente entro a su cuarto y avento su mochila a una de las esquinas de su habitacion, para enseguida recostarse en su cama. Al acomodarse, suspiro:

Walter Wilson: Idiota.

Archivos "Clasificados"Editar

05:30 am, 23 de Agosto de 2499

Walter madrugo para salir de su casa. Se dirigió a la privada de Eric donde lo esperaría para irse juntos a la escuela. Eric al ver a Walter fuera de su privada se extraño e intento aclarar sus dudas:

Eric Miller: ¿Walter? ¿Cuánto tiempo llevas aquí afuera?

Walter Wilson: Un... Par de horas.

Eric Miller: ¿Paso algo en tu casa?

Walter Wilson: Solo una pequeña discusión. Nada grave.

Eric Miller: Bueno... Entonces, vayámonos a la escuela.

Walter y Eric llegaron a la escuela. Fue un día como cualquier otro pero, Walter sabia que tendría que enfrentarse a Connor, buscaba ganarle, para así que Connor y su amigo dejaran de molestar a Eric y a los demás. Al acabar las clases, Walter junto con sus amigos y otros alumnos de la escuela llegan al Parque Newton. Walter charla un poco con sus amigos y con Rosie hasta que finalmente llega Connor.

Connor Baxter: ¿Listo para que te rompa la cara?

Walter Wilson: Lo mismo te pregunto.

Connor Baxter: Bueno... ¡Pues empecemos!

Ambos se ponen en posición con los puños cerrados. Empiezan moviéndose de un lado a otro mientras se miraban fijamente, Connor intento romper la defensa de Walter empujándole, pero Walter respondió de la misma manera; intentándolo empujar. Estrepitosamente Connor suelta el primer golpe en el mentón de Walter. Con enojo respondió dándole certeros golpes en sus costillas haciendo que Connor se retorciera de dolor. Rápidamente, Walter lo agarro de las piernas, lo levantó y lo tiró contra el pavimento. Mientras Connor yacía en el suelo, Walter se subió encima suya y empezó a golpearlo en la cara con fuerza repetidas veces; Walter empezó a golpear menos fuerte cuando escucho como la nariz de Connor se rompió. Esto termino cuando Connor logro empujar a Walter contra el suelo, para finalmente ponerse ambos de pie.

Después de unos minutos de fuerte lucha, Walter le dio un puñetazo en la cara a Connor, para después darle un gancho en el mentón, con tal fuerza que Connor cayo al suelo malherido. Sus otros compañeros celebraron la victoria de Walter con mucha emoción. Walter agarró sus cosas y junto con sus amigos, se dirigieron hacia la casa de Eric. No sin antes:

Rosie Brown: ¡Walter! Estuviste estupendo.

Walter Wilson: Gracias. Me alaga que la gente estuviera de mi lado.

Rosie Brown: ¡Pues claro! Todos saben que Connor es un bastardo.

Walter Wilson: Me alegra poner a ese tipo de gente en su lugar.

Walter dio media vuelta pero Rosie lo detuvo agarrando su mano.

Rosie Brown: Oye espera. Te quería decir...

Walter observo las mejillas de la chica sonrojarse.

Rosie Brown: Sí, este fin de semana, podríamos tomarnos unas bebidas o ir al cine.

Walter Wilson: ¿Una cita?

Rosie Brown: ¡Sí eso! ¿Qué dices?

Walter Wilson: Ah, claro. Te veo mañana.

Ambos dieron media vuelta, y cuando Walter se aproximaba a sus amigos, escucho:

Rosie Brown: ¡Espera!

Walter volteo y recibió un beso en el cachete de Rosie. Walter se sonrojo y se despidió de Rosie. En el transcurso a la casa de Eric, sus amigos empezaron a vacilarlo. Hasta que Kenny pregunto:

Kenny Espinoza: ¿Qué es lo que vamos a ver en tu casa Eric?

Eric Miller: Es información clasificada. Literalmente.

Stan Ambrose: Eso suena muy interesante. Pero ¿Cómo conseguiste esa información?

Eric Miller: ¡Jaj! Por mis propios medios.

Walter observo con modestia a Eric. Pero finalmente llegaron a su casa. Al entrar, Eric los dirigió hasta un sótano.

Walter Wilson: ¿Y tus padres Eric?

Eric Miller: No están. Mi madre trabaja todo el día y mi padre... Mi padre es militar y casi no estan en la casa.

Eric se sentó en su silla y prendió su computador. Al estar en la pantalla de inicio, abrió un programa y tras abrirlo, se levanto de su silla, se dirigió hacia un cable y conecto uno de los extremos a la computadora y el otro extremo lo conecto a una televisión. Los demás prestaron atención sobre la televisión, a través de la televisión se mostraba el archivo de la computadora, dentro de este habia una gran cantidad de carpetas.

Kenny Espinoza: ¿Qué es eso?

Kenny apuntó a uno de los archivos.

Stan Ambrose: Dice... Proyecto Orion. Oh miren, hay otro... Orion II y Orion 2.5

Eric Miller: Eso no es lo que me importa, sino este archivo.

Eric le dio click a una carpeta.

Walter Wilson: Dice personal de la ONI y la UNSC... No deberíamos de ver esto, es enserio.

Eric Miller: Vamos Walter ¿Qué es lo peor que podría pasar? Miren... Aquí dice, inteligencias artificiales, armamento del UNSC...

Walter Wilson: Te vuelvo a decir que no deberíamos de ver esto.

Eric Miller: Cálmate. No nos va a pasar nada malo

Al darle click a una carpeta, sonó algo.

Eric Miller: Oh mierda...

Stan, Kenny y Walter vieron un tipo de aviso en la televisión.

Kenny Espinoza: ¿Qué? ¿Qué ha pasado...?

Eric Miller: Creo que nos han descubierto... No, no lo creo ¡Nos han descubierto...!

Walter Wilson: Te advertí desde un principio.

Arriba, se escucha a alguien tocando la puerta repetidas veces, con mucha fuerza.

Stan Ambrose: ¡¿No qué apenas nos habían descubierto?!

Eric Miller: Creo que... Nos descubrieron desde un principio y que tal vez, apenas nos llego el aviso.

Stan Ambrose: ¡¿Qué vamos a hacer ahora?!

Eric Miller: Cálmate. Cálmense todos... Ustedes saben que yo y mi padre somos un poco... Conspiranoicos.

Walter Wilson: ¿Un poco?

Eric Miller: Eso es lo de menos. Mi padre me señaló que en caso de un ataque o de alguna invasión Insurgente, usara un pasillo secreto en el sótano.

Eric se levanto de sus silla y tomo su computadora.

Eric Miller: Si no me equivoco... Esta por aquí.

Eric toco un tipo de panel, a partir de un muro se abrió una puerta. Eric avisó a los demás:

Eric Miller: Entren ¡Rápido!

Los jóvenes entraron, justo cuando escucharon que, afuera del sótano, se había roto la puerta principal, provocando que aceleraran el paso. Al estar adentro, Eric cerro la puerta delicadamente para no generar ruido.

Kenny Espinoza: ¿Hacia dónde vamos?

Eric Miller: Creo que nos dirige hacia el fin del desagüe, cerca del bosque. Por lo que es un viaje largo.

Walter Wilson: ¿Eso crees?

Eric Miller: No me acuerdo bien.

Stan Ambrose: ¿No crees que nos podrían encontrar?

Eric Miller: No lo creo. Pero, ustedes no se preocupen. El único que va a tener problemas seré yo. Kenny, ¿Puedo quedarme a dormir en tu casa?

Kenny Espinoza: Ja. Nope, no puedes.

Eric Miller: Mierda...

Walter Wilson: Bueno... Pero, todo esto inició por tu culpa.

Eric Miller: Ya se, ya se. Mejor dejemos de discutir y concentrémonos en salir de este prieto.

Al pasar un rato, el grupo de jóvenes llego hasta el final del desagüe. Al salir de este, se dirigieron al bosque.

Eric Miller: Vaya, olía fatal.

Walter Wilson: ¿Qué esperabas? Es un desagüe.

Eric Miller: Sí, lo sé, pero olía bien fuerte.

Stan Ambrose: Concuerdo con Eric.

Eric Miller: Bueno. Creo que hay que separarnos.

Walter Wilson: Sale pues. Ten cuidado Eric.

Eric Miller: Si okey, igualmente chicos.

El grupo se despidió y cada uno tomo caminos diferentes. Walter llego a su casa, al entrar observo al Sargento Thomas totalmente enojado.

Sgt. Thomas: ¿Dónde estuviste?

Walter Wilson: Fui a la casa de Eric.

Sgt. Thomas: ¿Por qué saliste sin avisar? y ¿Por qué te saliste de la casa desde temprano?

Walter se quedo en silencio.

Sgt. Thomas: ¿Qué te paso en la cara?

Walter Wilson: Nada, no es nada.

Sgt. Thomas: Walter como tu padre...

Walter Wilson: Ya vas a empezar. Igual que Alexa.

Sgt. Thomas: ¡Walter! No me gusta que me hables con ese tono.

Walter se enojo, en consecuencia le grito:

Walter Wilson: No me importa. Quiero dejarte en claro algo: ¡Tú no eres mi verdadero padre! ¡Y nunca seras mi verdadero padre! ¡Si no fuera por ti mi padre estuviera vivo! ¡Si no fuera por ti mi madre estuviera viva! Tu como Marine pero sobretodo como persona me has jodido demasiado la vida.

Thomas lo interrumpió y alzo la voz.

Sgt. Thomas: ¡Tu no sabes los sacrificios que debe hacer un soldado! ¡Tú no tienes respeto alguno y estoy harto...! Pero, se como castigarte dignamente.

Walter Wilson: ¡Como quieras!

Walter subió con prisa y enojado a su cuarto.

Tras haber tenido una calurosa discusión con Walter, el Sargento Thomas agarró su teléfono y marcó a un numero.

Sargento Thomas: Bueno.

Operadora: Fuerte y claro. Aquí la operadora Rosa Mendez. ¿Qué se le ofrece, Sargento Thomas White?

Sgt. Thomas: Sí, bueno. Verá: Mi hijastro en estos últimos días a estado... Insoportable. Y, ya no se que hacer con él. Por lo que necesito su ayuda; deseo enlistarlo en el Cuerpo de Marines.

Operadora: Claro, solo necesito los datos personales de su hijastro.

Tras unos minutos, Thomas finalmente completa los datos personales de Walter.

Operadora: Thomas, veo que Walter es menor de edad.

Sgt. Thomas: Sí vera, necesito que haga un pequeño cambio en su número de servicio, para evitarnos problemas legales.

Operadora: Entendido. ¿Algo más Sargento?

Sgt. Thomas: Oh sí, necesito que vengan mañana por la mañana, y que traigan a varios hombres. Porque Walter no va a ir por las buenas.

Operadora: Entendido Sargento.

06:06 am, 24 de Agosto de 2499

En la madrugada, Walter estaba dormido en su cuarto. De repente, la puerta se abrió estrepitosamente: el impacto generado de la puerta chocando contra la pared, despertó a Walter. Entraron dos hombres vestidos con un uniforme militar, Walter se sorprendió a la par que también se asustó. Los hombres agarraron por los hombros a Walter, este intento escapar pataleando pero sus esfuerzos fueron en vano. Los hombres lo estamparon contra el suelo, uno de estos puso su antebrazo sobre la nuca de Walter, el segundo hombre agarro el brazo de Walter y le inyecto un tipo de anestesia; Walter empezó a dormirse lentamente.

Los hombres lo sacaron de su cuarto y lo bajaron al primer piso. Al sacarlo de su casa, Walter antes de dormirse totalmente alcanzo a ver un camión grande con el logotipo de la UNSC y también alcanzo a ver al Sgt. Thomas despidiéndose de Walter. La anestesia tomo efecto en Walter, después fue metido a la parte posterior del camión.

Marine: Señor, ya está hecho.

Sgt. Thomas: Bueno... Espero que hagan a Walter un gran soldado.

Marine: Claro que sí señor, claro que sí.

Días de EntrenamientoEditar

0920 Horas, 24 de Agosto de 2499, En Alguna Carretera por el Desierto, Harvest

Durante una carretera en el desierto, un camión blindado de la UNSC recorría la carretera a mas de 70 km/h. En el interior del camión se encontraba un grupo de jóvenes y todos ellos, estaban observando a otro joven que se encontraba tirado en el camión anestesiado.

De repente, el joven anestesiado se empezó a despertar lentamente. Sus ojos se abrieron poco a poco, hasta que se dio cuenta en donde se encontraba.

Walter Wilson: ¿Dónde estoy? ¿Quiénes son ustedes?

Los jovenes se encontraban en la parte trasera del camión, se escucho como una ventanilla se abrió y Walter escucho:

Marine: Hey niño. Guarda silencio.

Al escucharlo, Walter recordó lo que había sucedido hace horas.

Walter Wilson (Susurrando): (Diciéndose a si mismo) No, no, no... (Suspiro) Mierda...

Joven: ¿Estas bien?

Walter Wilson: ¿Quién eres tú? ¿Quiénes son todos ustedes?!

Joven: Bueno, primero cálmate... ¿Okey?

Walter asintió.

Joven: Yo me llamo Lucas Fisker. Y pues... Tengo descendencia danesa/galesa o algo así.

Otro de los jóvenes se presento.

Joven #2: Mi nombre es Maria Cornely. Un gusto.

Los otros 3 jóvenes se presentan, sus nombres eran: Nagana Tokoyo, Zack Berry y Gracie Wells.

Walter Wilson: Me llamo Walter Wilson Stone. Y díganme: ¿Por qué están aquí?

Lucas Fisker: Busco enlistarme a los ODST, por mi padre. Siguiente.

Zack Berry: Por deber familiar. Mi madre sirve en el ejército desde hace varios años; mi abuelo materno estuvo antes y mi bisabuela igualmente. Una tradición familiar y bueno, ya me tocaba a mi. ¿Y ustedes?

Nagano Tokoyo: Soy huérfana de nacimiento. Mis padres murieron o me abandonaron, en la guardería en la que me quede por casi 18 años había una regla que decía si nadie me adoptaba, cuando llegara a la mayoría de edad me alistarían al Cuerpo de Marines.

Gracie Wells: Bueno. Yo estoy aquí por un crimen que no cometí. La ley me dio 2 opciones; O quedarme en la cárcel por 27 años o alistarme con los Marines.

Walter Wilson: Al parecer, la UNSC está corta de personal.

El pequeño comentario provocó la risa de los demás.

Lucas Fisker: Dinos Walter ¿Cuál es tu historia?

Walter se quedo en silencio, pensando en que decir.

Walter Wilson: Es, un poco extensa... Mi padre y mi madre murieron cuando yo era un niño. Mi padre murió durante la Guerra contra los Terroristas Húngaros. Mi madre... Ella pereció en un atentado de los Insurreccionistas. Al haberme quedado huérfano, el mejor amigo de mi padre me crió por 10 años, hasta que, esta mañana; Los conductores de este camión entraron estrepitosamente a mi cuarto, me anestesiaron y antes de que me metieran a este camión, observe al bastardo de mi padrastro con su puta cara sonriendo. Podría decirse que me han raptado.

Los jóvenes se quedaron en silencio al escuchar la historia de Walter.

Lucas Fisker: Pero, ¿Llegaron de la nada? ¿O porque hiciste algo antes?

Walter Wilson: Mas que claro, llegaron de la nada. Si no fuera por ellos yo no estaría aquí.

Lucas Fisker: Mira, tal vez realmente hiciste algo que no tuviste que haber hecho. Puedes ver esto como una manera de cambiar y dejar de ser quien eras.

Walter guardo silencio. Hasta que uno de los conductores abre la ventanilla.

Marine: Oigan nenas, hemos llegado.

0946 Horas, 24 de Agosto de 2499, Base Militar Gold Fortune, Harvest

Los jóvenes observaron a su alrededor, a través de las pequeñas ventanas del camión blindado, se percataron de la llegada de otros camiones a una especie de Base militar. Alcanzaron a escuchar como la puerta del conductor del camión se abrió y después, la puerta trasera del camión empezó a abrirse.

Marine: Bienvenidos Reclutas. Ahora ¡bájense!

Los 6 jóvenes, ahora reclutas, bajaron del camión. Al ver a su alrededor vieron a otros grupos de reclutas guiados por otros Marines. Estos, les dieron la indicación de ingresar al edificio principal. Todos los reclutas se formaron en fila para pasar y verificar sus datos personales. Walter calculo a simple vista que había un total de entre 60-100 reclutas.

Los reclutas van pasando de uno a uno mientras verifican sus datos personales. Al pasar varios es turno de Walter.

Operadora: Hola recluta. Me llamo Mao Jiao. ¿Me podría decir su nombre?

Walter Wilson: Walter Wilson Stone.

La mujer teclea algo.

Mao Jiao: ¿Walter Wilson? Sí, aquí estas. Tu numero de servicio es: 02108-03483-HV.

Walter Wilson: Mmm... Gracias, supongo. ¿Qué significa eso? Lo de los números de servicio.

Mao Jiao: Ah bueno. No siempre tienen un significado los números de servicio, en tu caso esta registrada tu fecha de nacimiento que por cierto, eres más joven que el promedio, pero bueno. O ¿Hay algo erróneo?

Walter Wilson: No, gracias.

Mao Jiao: De nada. Ahora, tienes que ir al pasillo que esta a tu derecha, ahí agarraras tu uniforme y después tendrás que reunirte con los compañeros del camión, afuera en el campo.

Walter Wilson: De nuevo, gracias.

Walter avanzo por donde la operadora le había indicado. Al caminar por el pasillo lo recorrió hasta la mitad, donde vio otra fila mas pequeña. Walter se acerco lentamente, observo a una chica: piel blanca, pelo rubio, etc. Walter decidió preguntarle:

Walter Wilson: Disculpa, ¿Esta es la fila del uniforme?

Lana Jelenic: Si, esta es.

Walter se formo detrás de la chica hasta esperar su turno. Al estar frente al encargado, el hombre lo ve detenidamente y saca un uniforme junto con unas holoplacas.

Marine: Bien, este es tu uniforme y tus placas. Si no es de tu talla, puedes pedir un cambio.

Walter Wilson: Gracias

Walter agarro su uniforme.

Marine: De nada. Ahora, para cambiarte continua por el pasillo y cuando veas un tipo de baño, ahí te cambias. Después te recuerdo, al ponerte el uniforme debes de rasurarte y finalmente salir al campo

Walter asintió. Al seguir caminando observo el baño y se introdujo. Tras dar unos pasos se dio cuenta que era un vestuario pero, no era un vestuario tradicional individual, era un vestuario mixto sin vestidores propios. Al adentrarse mas, Walter vio a una de sus compañeras, Nagano Tokoyo totalmente desnuda, Walter la vio por unos momentos mientras empezaba a sonrojarse. Walter alcanzo a escuchar la voz de alguien diciendo su nombre.

Lucas Fisker: ¡Hey Walter!

Walter se espanto un poco.

Walter Wilson: Hey, que tal Lucas.

Lucas Fisker: Vamos Walter. Mejor comienza a cambiarte porque nos necesitan ahora. Luego, vemos a nuestras compañeras.

Walter Wilson: (Solto una pequena sonrisa) Bueno. Esta bien, te veo al rato.

Walter se sentó y comenzó a cambiarse. Cuando Nagano se estaba yendo, observo a Walter con una mirada picara. Al pasar unos minutos Walter termino de cambiarse, salio del vestuario y fue a raparse, para finalmente llegar al campo. Walter observo a sus demás compañeros haciéndoles señales. Walter se aproximo a ellos; en especial, se acerco bastante a Nagano, rozándose los hombros.

Zack Berry: Oye Walter, ¿Por qué tardaste tanto?

Walter Wilson: Ah... (Pensó por unos segundos) No se o ¿Qué? ¿Me extrañabas?

El comentario de Walter provoco la risa de los demás. De repente, se empezó a escuchar algo por medio de un altavoz, se escucho la voz de alguien con un tono de autoridad.

-¡Fórmense!

Sus compañeros y los otros reclutas se formaron en posición de firmes. Un musculoso hombre con un uniforme que portaba varias condecoraciones de aproximadamente unos 40/50 años, su pelo y su barba tenia algunas canas, su rostro marcaba algunas cicatrices que empezaban a desaparecer. El hombre se aclaro primero la garganta y con una voz grave impuso autoridad.

Coronel Max Roberts: ¡Atención reclutas! Mi nombre es Max Roberts, mejor dicho ¡Coronel! Max Roberts. Yo, seré el hombre que les educara a ser un Marine de verdad a cada uno de ustedes. Cada grupo de reclutas sera colocado bajo un Pelotón, dicho pelotón se les asignara dependiendo el orden en que se hayan formado.

Walter Wilson: (Susurro) Bueno, al parecer seremos los últimos.

Col. Max Roberts: Y recuerden. Hoy por la tarde iniciaran los entrenamientos de todos ustedes. Y un aviso mas: quiero que a partir de hoy se dirijan a mí como Señor. ¡¿Entendieron?!

Todos los reclutas: ¡Señor, sí señor!

Col. Max Robert: Bien reclutas. Ahora esperen sus asignaciones y después vayan a su dormitorios, conozcan bien este lugar. Quiero que descansen porque hoy sera un largo y difícil atardecer. Disfruten su estancia.

Finalmente, Walter y sus compañeros se les asigno su pelotón: el Pelotón Águila Negra. Finalmente fueron a buscar sus dormitorios y mientras caminaban empezaron a platicar.

Zack Berry: Vaya, "Pelotón Águila Negra". ¿Por qué no solo Pelotón Negro?

Walter recordó la información que había visto en el computador de Eric.

Walter Wilson: Creo que, ese nombre ya lo usan.

Zack Berry: ¿Cómo sabes?

Walter pensó un poco.

Walter Wilson: Bueno... Es algo obvio ¿No? Supongo que Pelotón Negro esta tan usado como Pelotón Charlie, Alfa, Beta, Delta, Gamma, etc. Típicos nombres militares.

Maria Cornely: ¿Esos nombres no son de algún videojuego?

Walter Wilson: Algo por el estilo.

Tras seguir caminando finalmente llegaron a sus dormitorios. Al pasar observaron el lugar: Nada en especial, eran 3 literas, las mochilas de los jóvenes se encontraban a un lado de las literas, y había una nota que marcaba a quien le pertenecían. Todos tomaron sus mochilas, a excepción de Walter. Nagano le pregunto:

Nagano Tokoyo: ¿Y tu mochila, Walter?

Walter Wilson: Al parecer mi padrastro ni eso pudo hacer.

Lucas Fisker: Oye Walter. Al parecer, si estan tus cosas.

Lucas se agacho y tomo algo debajo de una cama, era una mochila y se la aventó a Walter.

Zack Berry: Por cierto, ¡Pido la cama de arriba!

Walter Wilson: Lo mismo digo.

Lucas Fisker: Vamos, ya estan grandes para decir eso.

Los jóvenes se acomodaron en sus literas y tras otro rato comenzaron a explorar la base. Ellos, se dirigen al comedor. Piden su comida y empiezan a comer a la par que vuelven a platicar.

Gracie Wells: (Le da un sorbo a una bebida) Pensé que las bases del UNSC eran diferentes.

Walter Wilson: Yo no. Tenia un cierto conocimiento. Ya he estado en una base antes, esta misma, pero fue hace mucho tiempo cuando... Mi madre todavía aun estaba viva, recuerdo muy poco sobre ese día; mínimamente recuerdo que ella estaba hablando con una secretaria.

Lucas Fisker: Igual que a Walter, yo también he estado en una base militar. Era esta misma pero, fue para ver a mi padre cuando regresaba de la guerra.

El comentario de Lucas dejo un poco frió a Walter bajando su cabeza. Los demás se dieron cuenta y Nagano, que se encontraba a un lado de Lucas le llamo la atención golpeándolo levemente con el codo. De repente, los altavoces se activaron.

Col. Max Roberts: ¡Reclutas! Su entrenamiento ha empezado. Vayan ahora al campo y esperen sus ordenes.

Todos los reclutas salieron de su comedor y se dirigieron al campo. Al llegar se formaron y esperaron unos minutos hasta que el Coronel, acompañado de otros soldados con uniformes de Oficiales con condecoraciones. El Coronel vio a los reclutas detenidamente y se aclaro la garganta.

Col. Max Roberts: ¡Escuchen reclutas! Su entrenamiento empezara ahora. Pero, antes de iniciar se les ha dado 2 opciones: Ser un Marine o ser un Soldado de Élite, un ODST. Los interesados en convertirse en tropas de Élite, sigan a la Suboficial Fisher. Quienes no, quédense en sus lugares.

De los 120 reclutas formados, unos 30 rompieron filas y se dirigieron con la Suboficial interesados en ser ODST. El grupo de Walter veía a sus compañeros yéndose, ellos observaron a Lucas y el solo se despidió asintiendo. Lucas avanzo y se unió con el grupo de la Suboficial.

Col. Max Roberts: ¡¿Son todos?!

Todos los Reclutas: ¡Señor, sí señor!

Col. Max Roberts: Fisher, puede retirarse.

La Suboficial asintió y le aviso a sus reclutas que se retiraran del lugar, para el inicio de su nuevo entrenamiento. Cuando dieron media vuelta, el Coronel observo a los reclutas que se habían quedado.

Col. Max Roberts: ¡Atención! Sus días de entrenamiento han empezado!

1630 Horas, 24 de Agosto de 2499, Base Militar Gold Fortune, Harvest

Col. Max Roberts: Este día, empezaremos con un entrenamiento simple. Un pelotón sera enviado a un área de entrenamiento bajo la custodia del Sargento Vincent Nash. Los demás, trotaran por la cancha hasta que sea su turno. ¡¿Entendieron?!

Todos los reclutas: ¡Señor, sí señor!

Col. Max Roberts: Bien reclutas. Equipo Alfa 4, ustedes son los primeros.

El Sargento Nash se acerco, físicamente tenia alrededor de 30 años, era muy musculoso y estaba totalmente rapado.

Sargento Vincent Nash (Con un acento alemán): ¡Alfa 4! ¡A mis ordenes!

Col. Max Roberts: Todos los demás estan bajo mis ordenes. Empiecen a trotar por todo el campo hasta que acabe Alfa 4 y uno de los pelotones, hará los entrenamientos de Nash. Quien se detenga, no cenara esta noche.

Todos los reclutas con excepción del Pelotón Alfa 4 empezaron a trotar por todo el campo mientras que el Coronel Roberts los seguía detrás mientras conducía un Warthog Civil, mientras que Alfa 4 empezaba a entrenar bajo la custodia del Sargento.

Al pasar los minutos, el primer recluta cayo exhausto al suelo. El Coronel detuvo su Warthog al lado del recluta, lo vio y enojado le grito que subiera al Warthog. Después, otros varios reclutas cayeron rendidos al suelo y de la misma forma subieron al Warthog civil para que apenas en 5 segundos volvieran a trotar.

Zack Berry: Estoy... (Respiro profundo) Cansado...

Walter Wilson: No hables... Eso te cansa mas.

A las cercanías se escucho algo de un tamaño gigantesco, el Coronel aviso a los reclutas.

Col. Max Roberts: ¡Atención!

Los reclutas exhaustos pararon de correr, mientras respiraban intentando reacondicionarse observaron el atardecer y a una Fragata descendiendo en la pista de aterrizaje de la Base.

Col. Max Roberts: Algún día, podrán estar en una de esas naves. Ahora, continúen con su entrenamiento.

Los reclutas continuaron trotando. Finalmente, el Pelotón Alfa 4 termino con su entrenamiento. El Coronel dio la orden de parar. Los reclutas vieron a sus compañeros de Alfa 4; sudados, enlodados, a punto de caer por el cansancio. Detrás de ellos, salio el Sargento Nash con una sonrisa en tono de burla.

Sgt. Vincent Nash: ¡Pelotón Águila Negra y Pelotón Elefante! Ustedes son los siguientes.

Los Pelotones fueron hacia donde estaba el Sgt. Nash y vieron con cierto miedo a sus compañeros que ya habían pasado.

Maria Cornely: Esto va a ser muy malo.

El Sargento vio a los reclutas con una expresión de enojo, mostrando autoridad.

Sgt. Vincent Nash: ¡Síganme!

Los reclutas siguieron al Sargento hasta que los llevo a un área de entrenamiento. Los reclutas observaron el área; se dividía en varias fases, la primera fase era una especie de piscina de 25 metros (lo suficientemente limpia para que no se viera asquerosa de fuera), la segunda fase era una red de alambres, la tercera fase era una estructura de madera con rappel que se elevaba hasta 5 metros.

Sgt. Vincent Nash: ¡Al agua! ¡Ya!

Los reclutas, rápidamente se aventaron a la piscina, quienes no se aventaron en una fracción de 3 segundos, el Sargento los aventó con fuerza. El Sgt. volvió a gritarles.

Sgt. Vincent Nash: ¡Naden bastardos! ¡Naden!

Los reclutas llegaron hasta el otro extremo de la piscina enlodados.

Sgt. Vincent Nash: ¡Pecho a tierra! ¡Pasen abajo de esos alambras! ¡Ahora!

Los reclutas se acostaron al suelo colocándose pecho a tierra y empezaron a pasar debajo de los alambres. El Sargento, tomo un subfusil, cargo el arma y empezó a disparar contra el suelo a la vez que le gritaba a los reclutas.

Sgt. Vincent Nash: ¡¿Quieren morir?! ¡Más rápido bastardos! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos!


Los reclutas acabaron con el entrenamiento de los alambres. El Sargento les indico que ahora tenían que subir a la estructura de madera. Subieron con el rappel y cuando el primer recluta llego a la cima, el Sargento le grito:

Sgt. Vincent Nash: ¡Al agua! ¡Ahora!

Uno por uno, los reclutas se aventaron a la piscina. Al llegar el turno de Walter, el se quedo parado mientras veía al fondo del agua. El Sargento lo vio y le grito:

Sgt. Vincent Nash: ¡Rápido recluta!

Walter fijo su mirada al frente y se lanzo al agua.

1300 Horas, Septiembre de 2499, Base Militar Gold Fortune, Harvest

En un campo abierto de tierra, los reclutas estaban formados en parejas. El Coronel Roberts los veía, preparándose para darles ordenes.

Col. Max Roberts: ¡Reclutas! Es tiempo que aprendan básicas artes marciales que les servirá combatir contra oponentes en cualquier situación. Iniciaremos viendo cuales son sus, conocimientos de pelea. En parejas pelearan y el primero que caiga al suelo dará 4 vueltas extra en nuestra trotada diaria. ¡Entendieron!

Todos los Reclutas: ¡Señor, sí señor!

Walter voltio a ver a Zack, su compañero para esta practica. Ambos se vieron fijamente y se pusieron en posición de combate. Zack intento golpear a Walter con su puño derecho, Walter lo esquivo inclinándose para atrás, Walter se preparo y golpeo con su puño derecho el rostro de Zack, con tal fuerza que solo basto un golpe para que Zack cayera rendido al suelo.

Walter se sorprendió al ver ensangrentada la nariz de Zack.

Walter Wilson: Zack. ¿Estas bien?

Zack Berry: Ja, sin rencores hombre.

Al ver el rostro de Zack despreocupado, Walter supo que podía contar con alguien, con un amigo.

Walter Wilson: Je, deja te ayudo a...

El Coronel los interrumpió.

Col. Max Roberts: ¡Recluta Berry! Preparase para sus 6 vueltas extras.

Zack Berry: ¡¿6?! ¿No eran solo 4?

Col. Max Roberts (Con tono de autoridad): ¿Me esta contradiciendo?

Zack Berry: No, no, no. Para nada señor.

Col. Max Roberts: Bien. (El Coronel centro su mirada en Walter) ¿Recluta Wilson?

Walter Wilson: ¿Si señor?

Col. Max Roberts: Su siguiente "oponente" sera la recluta Tokoyo.

Walter volteo a ver a Nagano. Ambos se miraron fijamente, ambos observaron sus ojos azules. Walter al no estar atento, Nagano aprovecho para tirarlo al suelo. Walter cayo con fuerza.

Nagano Tokoyo: ¡Walter! ¿Te lastime?

Walter Wilson: No. Estoy bien. No te preocupes.

Ambos se vieron mientras sonreían.

Col. Max Roberts: Wilson, usted también hará 6 vueltas extra.

Walter Wilson: Sí señor.

Horas después

En el atardecer, Walter junto con Zack terminaron sus 6 vueltas extra totalmente exhaustos. Zack estaba respirando profundamente.

Walter Wilson: Zack ¿Estas bien?

Zack Berry: Sí... Creo ¿Ya podemos irnos?

Walter Wilson: Sí hombre. Iré a cambiarme, te veo en los comedores.

Zack Berry: Sí, okey... Yo, me quedare aquí... Te alcanzo en un rato.

Walter fue a los dormitorios. Se sentó en su cama y se quito se playera sudada.

Sin que Walter se diera cuenta, Maria entro al dormitorio y vio a Walter cambiándose.

Maria Cornely: ¡Hay! Perdón Walter.

Walter sorprendido volteo a ver a Maria.

Walter Wilson: ¡Oh! No te preocupes. Yo ya me iba.

Maria se adentro al dormitorio y Walter tomo una toalla para salir. Ambos chocaron estrepitosamente, Maria coloco su mano sobre el pecho de Walter y la mano de Walter choco contra la cintura de Maria. Ambos se sonrojaron.

Walter Wilson: Lo siento.

Maria Cornely: No hay problema, Wally.

Walter salio del cuarto y Maria, empezó a cambiarse mientras aun seguía sonrojada.

1325 Horas, 04 de Septiembre de 2502, Base Militar Gold Fortune, Harvest

En el dormitorio del Pelotón Águila Negra, Walter estaba sentado en la cama observando sus holoplacas. Walter las dejo a un lado de la cama y agarro algo de su mochila, una cajetilla de cigarros Sweet William; la abrió y agarro uno de estos. Observo el puro fijamente y con un encendedor lo prendió y lo empezó a fumar. Nagano Tokoyo llego a los dormitorios y vio a Walter, ella se sentó a su lado.

Nagano Tokoyo: ¿Otra vez fumando Wally?

Walter Wilson: Ya sabes Nagano, es la costumbre.

Nagano esbozo una pequeña sonrisa.

Nagano Tokoyo: Muy gracioso Walter... (Nagano se arrimo mas a Walter) Y dime ¿Nos seguiremos viendo?

Walter Wilson:¿Por qué preguntas eso?

Nagano Tokoyo: Nos hemos graduado de la academia. Lo que significa que nos mandaran a combate real tarde o temprano. Después de eso, ¿Qué pasara?

Walter pensó por unos momentos.

Walter Wilson: Después de eso... (Walter tomo las manos de Nagano con delicadeza) Tú, seras mi esposa.

Nagano soltó una sonrisa, se alegro bastante y le propino un beso apasionado a Walter. Momentos después llego Zack a los dormitorio con cierta prisa.

Zack Berry: Perdón por interrumpirlos, pero ¡Nos necesitan urgentemente!

Walter y Nagano voltearon a ver a Zack.

Walter Wilson: ¿Por qué? ¿Quién nos necesita?

Zack Berry: ¡El mismo Coronel!

Operación: ANCHOR ALFAEditar

0015 Horas, 01 de Septiembre de 2502, Base de la Special Security Forces, Harvest

La Special Security Forces, abreviada SSF, era un grupo de escolta y seguridad privada; una subdivisión de la Milicia Colonial. Dentro de la Base, dos guardias se encontraban platicando afuera del hangar de la Base.

Guardia O'Connor: ¿Crees qué combatiremos contra los insurreccionistas?

Guardia Gibson: Mmm... No lo sé. Oye, ¿Te enteraste?

Guardia O'Connor: ¿Sobre qué?

Guardia Gibson: Uno de los embajadores del UEG estará en Harvest.

Guardia O'Connor: ¿No crees qué podría ser un objetivo para los Insurreccionistas?

Guardia Gibson: No lo había pensado. Podría ser...

Un ruido se escucho.

Guardia Gibson: ¿Qué fue eso?

El Guardia O'Connor desenfundo un Subfusil M7S y se acercó a donde se había escuchado el ruido.

Guardia O'Connor: Cúbreme la espalda.

El otro Guardia saco una Magnum M6G y observo a su compañero alejándose de él. Sin que el Guardia O'Connor se percatase por detrás de su compañero un cuchillo le rebano el cuello de lado a lado. Al no haberse dado cuenta, O'Connor se detuvo ya que no habia encontrado la causa del ruido.

Guardia O'Connor: Creo que, no era nada.

Cuando volteo se percato que su compañero estaba desangrándose en el suelo. La respiración de O'Connor se acaloro, sus latidos empezaron a ser mas constantes. Al asustarse, escucho algo detrás de él.

-Por Robert Watts.

Cuando volteo, una bala proveniente de una Magnum M6S atravesó su cráneo. El asesino, tomo del cadaver una tarjeta de identificación.

Sargento Max Collins: Lee, puedes salir. Tengo la tarjeta. ¿Sabes cómo pilotar un Pelican?

Benjamin Lee: Para eso me enviaron en su misión, Sargento.

El Sargento abrió la puerta del hangar con la tarjeta de identificación de O'Connor. En el hangar, habia un Pelican pintado de negro, color distintivo de la SSF.

Sgt. Max Collins: Escucha Benjamin. El hijo de puta de Orien Graham, conocerá el poder de los Insurreccionistas.

1326 Horas, 04 de Septiembre de 2502, Base Militar Gold Fortune, Harvest

Zack, Nagano y Walter salieron de los dormitorios y fueron, dirigidos por Zack, al campo. Al llegar, observaron a otros reclutas formados y algunos otros tanto llegando. El Coronel Max Roberts, los esperaba pacientemente mientras los veía. Al estar todos formados, el Coronel se aclaro la garganta.

Coronel Max Roberts: ¡Atención! Para todos que ansiaban su misión de combate real, hoy es su día de suerte. Entre las 0000 horas, una base de la SSF fue atacada y saqueada por un posible grupo Insurreccionista. Robaron: armamento, un Warthog y un Pelican. Como el embajador del UEG de la colonia de Cote d'Azure vendrá hoy a dar una conferencia en Harvest, es muy factible la posibilidad de un atentado insurreccionista en su contra. Por tal motivo, se nos ha encargado la una misión, la Operación: ANCHOR ALFA.

Algún recluta: ¿Y de qué trata señor?

Col. Max Roberts: Iba a eso, recluta... (Max observo la insignia del recluta) Price. ¡Hágame 100 lagartijas!

Recluta Price: Si señor.

Col. Max Roberts: A lo que iba. La operación consiste en 3 partes: Primeramente formaremos nuestra propia compañía, esta sera la Compañía Gamma formada por ustedes, 90 cadetes. Al llegar al punto de reunión en la ciudad nos separaremos en dos equipos, el primero se encargara de escoltar al Embajador, el segundo equipo se encargará de vigilar el área aledaña donde sera la conferencia. Nos iremos a las 1400 Horas, por lo que vayan a prepararse Marines, ¡Retírense!

Todos los reclutas: ¡Señor, si señor!

Los reclutas empezaron a movilizarse, pero el Coronel dijo:

Col. Max Roberts: Walter y pelotón, esperen.

Walter y su pelotón le hacen caso al Coronel quedándose mientras todos los otros reclutas se estaban yendo.

Col. Max Roberts: Pelotón Águila Negra. Ustedes junto con otro pelotón serán parte del segundo equipo.

Gracie Wells: ¿Y por qué a nosotros Coronel?

El Coronel antes de contestar, centro su mirada en Walter.

Col. Max Roberts: Ustedes, pero sobretodo su líder de pelotón, son todo una "As". Son los mejores Marines que he visto en años. Y como son lo mejor de lo mejor, quiero que completen la operación con éxito. ¡¿Entendieron?!

Todo el Pelotón: ¡Señor, si señor!

Col. Max Roberts: Vayan a prepararse reclutas.

Los reclutas dieron media vuelta y fueron a la armería de la Base. Al llegar vieron a otros cadetes listos para la operación, portando ya la armadura reglamentaria o escogiendo sus armas. El Pelotón empezó a equiparse. Un Marine llego y se dirigió con Walter.

Marine: ¡¿Recluta Wilson?!

Walter Wilson: ¿Qué sucede?

Marine: Por sus condecoraciones en las pruebas de tiro. Usted tiene el permiso de usar el Rifle de Batalla XBR5.

El Marine le paso el Rifle a Walter. Al estar en sus manos, Walter lo observo con detalle, apunto con el y puso sus manos sobre el gatillo.

Walter Wilson: Me gusta. ¿Es nueva? ¿Un prototipo?

Marine: Es un prototipo. Y te recuerdo, es un arma automática, por lo que debes de apuntar con cuidado.

Walter Wilson: Entendido.

En la armería, Walter busco su casco pero recordó que lo había dejado en los dormitorios. Acoplo su rifle a su espalda y salio del cuarto hasta llegar a los dormitorios. Vio su casco en medio de su cama, lo agarro y después abrió su mochila y saco dos cosas: Un As de póquer y una cajetilla de cigarros Sweet Williams, al abrir la cajetilla se dio cuenta que estaba vacía. Walter se enfado un poco.

Walter Wilson: (Suspiro con enfado) Solo espero que... A donde quiera que vayamos, haya una maldita tienda de cigarros.

Walter salio del dormitorio y se dirigió al hangar de la Base. Vio a sus compañeros de pelotón subidos ya en un Pelican. Walter se subió con prisa y uno de sus compañeros le pregunto.

Maria Cornely: ¿Dónde estas, Walter?

Antes de contestarle, Walter se coloco su casco.

Walter Wilson: Nada en especial. No te preocupes.

Walter se dirigió a la cabina del piloto.

Piloto: ¿Todo bien recluta? ¡Oh! disculpe por no haberme presentado. Me llamo Andrew Jones, si quiere me puede decir A. Jones o AJ.

Walter Wilson: Está todo bien, AJ. ¿Cuál es nuestro destino?

AJ: Nos dirigimos a Utgard.

Walter Wilson: ¿Utgard, eh? La capital planetaria.

AJ: Así es, la misma capital de Harvest.

Walter Wilson: ¿Necesita ayuda con el despegue?

AJ: Me ayudaría si puede calibrar las turbinas, así saldremos en menos de 1 minuto.

Walter Wilson: Okey, esta bien.


1400 Horas, 04 de Septiembre de 2502, Afueras de Utgard, Harvest

Pasaron varios minutos desde que se habían ido del Hangar de la Base, Walter salio de la cabina del piloto y observo a sus compañeros: Zack esta recargando su Rifle de Asalto MA5B, Nagano estaba leyendo "La Aventura de un Soldado: Las Guerras del Bosque Lluvioso" un famoso libro militar; Maria y Gracie estaban platicando de cosas mundanas y Walter centro su atención en sus dos nuevos compañeros: Mario de Stefano; alguien delgado, alto, de origen italiano.Y Eristov Yeltsin: Musculoso, tenia un acento ruso y una larga barba muy similar a la de Zack. Estos estaban observando fotografías.

AJ: Eh, ¿Walter?

Walter volteo hacia la cabina y se introdujo.

Walter Wilson: ¿Sucede algo AJ?

AJ: Hemos llegado a nuestro destino.

Walter asintió y dio media vuelta.

Walter Wilson: Atentos. Hemos llegado.

Eristov Yeltsin: ¡Hora de matar insurrectos!

Walter Wilson: Que agradable sujeto.

Walter volvió a la cabina del piloto para observar la ciudad de Utgard, Walter miro con asombro los altos edificios de la urbe resaltando lo avanzada que estaba comparada con otras ciudades de Harvest. El Pelican aterrizo en una estación de la Milicia Colonial de Harvest. El Pelotón se bajo de este.

Zack Berry: Y ¿Todos los demás?

Walter Wilson: Posiblemente estén en el aeropuerto, para escoltar desde ahí a Orien Graham.

Zack Berry: Buena hipótesis.

Nagano Tokoyo: No es una hipótesis, Walter tiene la razón. Pronostico que tardaran una 1 horas, o 2 horas como máximo en llegar a la Embajada del UEG.

Gracie Wells: Así que, ¿Nos dará tiempo suficiente para turistear por un rato?

Nagano Tokoyo: Así lo parece.

Walter Wilson: Bueno, vamos a explora esta ciudad un rato. Pero recuerden que debemos completar nuestra misión.

Los Marines asintieron.

Policia Hawkes: Oigan ustedes. Si quieren pueden utilizar un par de Warthogs.

Nagano Tokoyo: Gracias oficial.

Mario de Stefano: Hay que usar un Warthog con ametralladora.

Walter Wilson: Eso ya veremos Mario.

El Pelotón salio de la estación usando 2 Warthogs: uno que portaba una torreta ligera M41 y el segundo era un Warthog de transporte. Walter, yendo de copiloto del Warthog M12 observo al Pelican irse de la estación. Se adentraron por la ciudad, la gente los veía pasar y los niños se alegraban al verlos, Walter los veía y los saludaba. Walter estaba viendo de lado a lado cuando pasaron por un barrio con comercios.

Walter Wilson (Gritando): ¡Frena! ¡Ahora!

Los Warthogs frenaron y Walter se bajo.

Eristov Yeltsin: ¿Hacia dónde vas Wilson? (Eristov observo y se percató) ¡Oh! Ya veo a donde va.

Walter entro a una tienda de cigarros. Tardo varios minutos en salir. Mientras salia se rascaba la cabeza.

Walter Wilson (Diciéndose así mismo): Eso fue raro. Creo que ella debería ir con un psicólogo... (Walter observo su alrededor) Mmm... Varios Warthogs de la ONI, esto nunca es bueno.

Walter se fue con cierta prisa del lugar mientras empezó a prender su cigarro Sweet Williams. Finalmente subió a su Warthog.

Eristov Yeltsin: Esperen, ¿Hacia dónde tenemos que ir?

Nagano Tokoyo: Tenemos que ir hacia la Embajada del UEG. Cuando lleguemos se darán nuestras ordenes.

Walter Wilson: (Se termino uno de sus cigarros y puso la caja de los cigarros en su casco) La verdadera pregunta es, ¿Hasta dónde queda la Embajada?

Nagano vio el GPS del Warthog, y busco la dirección de la Embajada.

Nagano Tokoyo: Según el GPS son 30 o 40 minutos de viaje.

Zack Berry (COM): Se cancela nuestro viaje turista.

Walter Wilson: Bueno, ¿Qué esperamos? Vamos.

Pasaron 35 minutos cuando el Pelotón llego a la Embajada del UEG; observaron a muchísimas personas esperando a Orien Graham. También, varios Pelicans de la UNSC como de la SSF merodeaban el área haciendo de guardia.

Zack Berry (COM): Deberíamos estar atentos.

A través de la radio del Warthog llego una llamada entrante.

Col. Max Roberts (COM): Aquí Coronel Max Roberts, respondan Águila Negra.

Walter Wilson: Aquí Águila Negra.

Col. Max Roberts (COM): ¿Han arribado ya a la Embajada?

Walter Wilson: Afirmativo Coronel.

Col. Max Roberts (COM): Ahora, necesito que vayan a los edificios aledaños a la Embajada. Su Pelotón y el Pelotón Elefante tendrán que vigilar el área ya que es muy factible el hecho de que intenten cometer el atentado desde una posición elevada. Sí ven Insurreccionistas abran fuego sin discreción. Finalmente esperen la llegada del Pelotón Elefante, buena suerte soldados. Cambio y fuera.

Walter Wilson: Entendido.

1505 Horas, 04 de Septiembre de 2502, Utgard, Harvest

El Pelotón Elefante arribó a la Embajada y junto con el Pelotón Águila Negra subieron a los edificios a través de los elevadores. Al llegar al quinto piso, los pelotones salieron de los elevadores y empezaron a conocer el lugar. La infraestructura del edificio era básicamente pasillos que se conectaban entre si; una especie de edificios residenciales protegidos por un barandal de concreto con vista hacia la Embajada. Los dos edificios que rodeaban la Embajada estaban conectados a través de un puente.

Walter Wilson: Pelotón Elefante, vayan al otro edificio y, ya saben que hacer.

Varios miembros del Pelotón Elefante asintieron y cruzaron por el puente. Después de estar merodeando por un rato no encontraron ningún indicio Insurreccionista. Walter volvió a ver hacia la Embajada, esta estaba totalmente llena de civiles que esperaban la visita de Orien Graham.

Zack Berry (COM): Debemos tener cuidado con los civiles.

Walter centro su atención al cielo, viendo llegar a un par de Pelicans tanto de la UNSC como de la SSF. Walter escucho que la gente empezaba a emocionarse, centrando su atención en la calle al lado de la Embajada, varios Warthogs estaban llegando mientras iban escoltando una limusina negra.

Walter volvió a mirar el cielo centrando su atención en como uno de los Pelicans de la SSF se alejaba.

Walter Wilson: Tengo un mal presentimiento sobre esto.

El Pelican se dirigió detrás del edificio donde estaba el Pelotón Elefante, subiendo hasta la planta superior. Para después fue al edificio donde estaba su pelotón, igualmente fueron a la azotea.

Walter Wilson: (Abrió un canal de comunicaciones a través de su casco) Atentos. Un Pelican de la SSF dejo algo en los edificios.

Marine del Pelotón Elefante (COM): Aquí Cadete Burton. Buscare con mis compañeros lo que dejo ese Pelican.

En la Embajada, de la limusina baja el Embajador de Cote d'Azure, Orien Graham: un hombre de mediana edad de origen afroamericano. El Embajador esta siendo escoltado por varios Marines y por algunos policías. La gente se empezó a emocionar con la presencia de Orien, reaccionaban como si fuera un líder religioso.

Walter Wilson: ¿Qué a hecho Orien para ser aclamado por las personas?

Nagano Tokoyo (COM): Aparte que que es uno de los miembros del Parlamento del UEG mas importante; ha ayudado a combatir contra el hambre y la pobreza, aparte de promulgar la paz entre la UNSC con los Insurreccionistas.

Zack Berry (COM): Tal vez por eso ultimo los Insurreccionistas lo quieren muerto.

Cadete Burton (COM): ¡Maldición!

Una explosión destruyo la parte superior del edificio donde se encontraba el Pelotón Elefante, la parte superior cayo para atrás. En los pasillos, tanto de los restos del otro edificio, como de los pasillos del edificio donde estaba el Pelotón de Walter salieron varios Insurreccionistas, dando inicio a un tiroteo.

Walter observo al otro extremo del pasillo Insurreccionistas que intentaban asesinarlo, disparando repetidas ráfagas de casquillos de Rifle de Asalto. Walter dio un giro en el suelo y se puso a cubierto, para devolver los disparos. Los Insureccionistas intentaron cubrirse pero fueron acribillados por las balas del XBR5. Walter salio de su cobertura y fue a observar la Embajada, viendo como los Marines y Policías intentaban sacar a Orien Graham por un pasillo, cosa que no lograban con éxito, dado al gran numero de Insurreccionistas que detenían el paso de los Marines.

Marine Baker (COM): Aquí el Sargento Patrick Baker. Necesitamos refuerzos, estos cabrones no nos permiten evacuar al Embajador Graham... Están por los pasillos del edificio, en el quinto o cuarto piso... Necesitamos refuerzos ¡Ahora!

Walter escucho el mensaje de Baker. Avanzó por los pasillos y al doblar, vio un trio Insurreccionistas; uno de ellos portaba un Lanzacohetes SPNKR M41. Walter rápidamente disparó contra el Insurrecto que cargaba al SPNKR: las balas impactaron contra sus piernas, provocando que no muriera pero, mientras caía, jaló el gatillo y el misil chocó con la Embajada.

Los otros Insurrectos dispararon contra Walter, el Marine volvió a tomar cobertura e intento finiquitarlos pero, dado a los constantes disparos de los Insurrectos no podía contrarrestarlos. Un disparo atravesó el cráneo de un Insurrecto, su compañero volteó a ver el cadáver de su compañero para después una bala le atravesó el cráneo. Walter volteó y con la estela del disparo vio a quien le había salvado el pellejo, había sido Nagano con su Rifle de Precisión.

Nagano Tokoyo (COM): De nada.

Walter asintió con la cabeza. Walter se acerco al Insurrecto que no había matado y lo vio directamente, al verlo débil y dolorido Walter sonrió y le disparo tantas veces que gasto un cargador entero, desfigurándole el rostro, Walter sintió que por fin se había vengado. A través del casco, llego un mensaje por el COM.

Maria Cornely (COM): ¡Necesito ayuda! (A través del COM, se escucharon disparos) Estoy rodeada de Insurrectos, en el séptimo piso, junto con Gracie y Mario, pero Mario esta herido de gravedad ¡Necesitamos ayuda!

Walter y Zack (Al unísono): ¡Allá vamos!

Walter subió con prisa hasta llegar al séptimo piso. Efectivamente, se escuchaban los disparos: 7 Insurrectos disparaban contra Maria y Gracie. Del otro extremo, vio a Zack. Walter le hizo unas señas y Zack asintió, lanzo una Granada de Fragmentación, que logro matar a 2 Insurrectos despedazándolos; la explosión causo que otro Insurrecto perdiera la pierna, al empezar a desangrarse perdió el conocimiento para morir después por el desangrado. 3 Insurrectos salieron, pero fueron acribillados por Walter y Zack. Los Marines entraron y vieron a Maria matando al ultimo Insurrecto. Ambos vieron a Mario, con una perforación de bala en el pecho.

Walter Wilson: Mario... Dios...

Walter se agacho para ver el estado de Mario, el Marine herido escupió sangre antes de hablar.

Mario de Stefano: No... Me deje... (Volvió a toser sangre) Morir...

Walter sujeto las manos de Mario.

Walter Wilson: No te dejare morir Mario.

Walter abrió el COM y pidió un medico.

Walter Wilson: Escuchen... Necesito que esperen a que llegue el medico. No dejen morir a Mario, es una orden, Marines.

Gracie Wells: Tengo conocimientos de primeros auxilios, veré si puedo ayudar.

Walter Wilson: Haz lo que puedas, por favor.

Sus compañeros asintieron, Walter salio de su cuarto para apoyar en la evacuación del Embajador. Al salir de los pasillos, mientras iba a las escaleras, el Pelican que había sido robado empezó a disparar balas de calibre 50, Walter se cubrió detrás de un muro y las balas empezaron penetrar el muro de concreto. Por suerte de Walter, el Pelican ceso de disparar antes de que los casquillos de balas atravesaran por completo el muro.

Walter suspiro para calmarse. Se levanto y bajo por las escaleras hasta llegar al quinto piso. Recorrió por los pasillos pero fue interceptado por un Insurrecto que lo golpeo con la culata de un Rifle de Asalto, provocando que Walter cayera al suelo. El Insurrecto saco un cuchillo de combate e intento clavarlo en el cuello de Walter. Con un forcejeo, Walter agarro el uniforme y lo intento lanzar, únicamente logro que el cuchillo cayera por el borde, pero el Insurreccionista, volvió a golpear a Walter en el rostro con la culata del Rifle, dejándolo parcialmente noqueado. El Insurrecto se levantó, y le dio la espalda a Walter, saco un Rifle de Precisión y apunto a la cabeza de Orien Graham.

Benjamin Lee (Diciéndose así mismo): ¡Ja! Muere. Bastardo.

Walter recupero la conciencia y, justo antes de que el Insurrecto disparase, sacó una Magnum M6G y empezó a disparar: Falló todas los disparos a excepción de una bala que impactó en la pierna de Lee. El Insurrecto gritó de dolor y observó con odio a Walter que estaba ya recargando su Magnum, el Insurrecto apuntó a Walter.

Un disparo de Rifle de Precisión atravesó de lado a lado el cráneo a Benjamin Lee. Walter vio con asombro el hecho de que el Insurrecto haya muerto casi de la nada, como si hubiera sido un milagro de alguna divinidad.

Walter Wilson (Diciéndose así mismo): Al parecer, Odín me ha salvado la vida.

Cadete Burton (COM): Gracias... Por el cumplido...

Walter Wilson: ¡Burton! ¿Cuál es su estado?

Cadete Burton (COM): Estoy bien... Se necesita mas que... Una explosión para matarme.

Walter Wilson: Llama a un equipo medico, para que te rescate. Tengo que continuar con la operación.

Cadete Burton (COM): Suerte Walter.

Walter se levantó y terminó de cargar su Magnum, su Rifle de Batalla se le había caído y Walter lo recogió. Avanzó por los pasillos y al otro extremo había unas escaleras que lo llevaron afuera del edificio. Walter alcanzó a ver de reojo a Orien Graham siendo escoltado por una decena de Marines.

Un Warthog M12 de la SSF abrió fuego contra Walter, volviendo a tener que cubrirse con un muro de concreto. Walter vio que el Warthog conducido por Insurrectos se dirigió a donde estaba Orien pero, el Embajador se adentro por los callejones de Utgard, saliendo del alcance de la torreta del Warthog. Lamentablemente, no todos los escoltas corrieron con la misma suerte, ya que fueron atravesados por los disparos de la torreta. Con enojo, Walter sacó una de las granadas que tenia y la lanzó, esta cayó justo por detrás del Warthog. Cuando la granada explotó, el Warthog implosionó despedazando a los Insurrectos. Otra llamada, fue interceptada por el COM del casco de Walter.

Col. Max Roberts (COM): Walter, ¿Me recibes?

Marine Wilson: Fuerte y claro.

Col. Max Roberts (COM): Cambio de ordenes. Debe de escoltar al Embajador hasta un Departamento de la Milicia, ha 500 metros de tu posición.

Walter Wilson: Entendido.

Walter se adentro a los callejones y encontró a Orien Graham junto con varios Marines.

Walter Wilson: ¿Usted es Orien Graham?

Orien Graham: El mismo y ¿Usted hijo?

Walter Wilson: Soy el cadete Wilson.

Orien Graham: Bueno hijo, me encantaría hablar con usted pero, ya ve que nuestra posición no es favorable. Al otro extremo de es callejón esta...

Walter lo interrumpió.

Walter Wilson: Vaya al grano.

Orien Graham: Estamos rodeados, y no sabemos que hacer...

Walter observo el callejón y se percató de algo que podría funcionar.

Walter Wilson: Creo que tengo un plan.

Orien Graham: ¿Qué cosa?

Walter Wilson: Creo que no se ha dado cuenta, pero en medio de este callejón, hay una escotilla.

Orien Graham: Continua...

Walter Wilson: Usted deberá meterse para estar escondido. Nosotros nos cubriremos en posiciones estratégicas. Los Insurrectos vendrán y desde nuestras posiciones los acribillaremos.

Marine Baker: Es un buen plan.

Walter Wilson: Necesito que se meta Embajador, ¡Ya!

Walter y Baker levantaron la escotilla y un par Marines ayudaron a que Orien no tropezara al meterse. Los Marines la cierran y otros dos Marines cesaron los disparos que impedían que los Insurrectos avanzaran por el callejón. Los Marines se escondieron en distintos puntos estratégicos.

Los Insurrectos se adentraron a los callejones, al darse cuenta de que no se encontraba Orien, entre ellos empezaron a interrogarse. Soldado Ross: ¿Dónde mierda se fue ese puto negro?

Gael Baxton: ¿Siquiera sabias qué estaba en este callejón, maldito imbécil? ¡Búsquenlo bien pendejos!

Walter Wilson (Susurrando, mientras se dirigía a los Marines): A la cuenta de tres. 1, 2... ¡Tres!

Los Marines salieron de sus coberturas y acribillaron a los Insurrectos en cuestión de segundos. Tras matarlos, los Marines fueron a la escotilla, la abrieron y sacaron al Embajador de ahí.

Orien Graham: (Mostrando una cara de repulsión) Por las barbas de Odín... Haya abajo huele a ratas.

Walter Wilson: Espero que no se refiera a su olor corporal.

Los Marines soltaron pequeñas sonrisas, uno de ellos casi empezó a carcajear, hasta que Orien lo miro fijamente, poniendo autoridad.

Orien Graham (Con un tono de enfado): Cuide sus palabras hijo. Mejor continuemos.

Walter solo sonrió. Junto con Orien y los otros Marines siguieron con la escolta hasta que llegaron al Departamento de la Milicia. Metieron a Orien con prisa, ya que el Pelican de la SSF robado estaba pisándoles los talones. Walter junto con varios Marines entraron al Departamento pudiéndose cubrir de los disparos de 50 mm. Otros Marines no pudieron alcanzar a entrar a tiempo, por lo que fueron triturados por los disparos de la ametralladora del Pelican. El Pelican maniobró hasta ponerse frente del Departamento y empezó a disparar.

Walter Wilson: Hijo, de... ¡Puta!

Policía Ward: ¡Marine! ¡Tenga!

Walter volteó y el Policía le lanzo un Lanzacohetes SPNKR cargado. Walter asintió en gesto de agradecimiento. Walter apuntó contra el Pelican, presionó el gatillo y el misil paso por la destrozada puerta de vidrio del Departamento de Milicia. El Misil impacto justo en la cabina del piloto, que provoco que el Pelican se desestabilizara y explotara.

Walter cayó cansado al suelo.

Walter Wilson: Misión cumplida.

1755 Horas, 04 de Septiembre de 2502, Departamento de Milicia de Utgard, Harvest

Policía Ward: Marine, su Pelican ya ha aterrizado.

Walter asintió y subió por las escaleras para llegar al pequeño hangar del Departamento. Vio a su Pelican y a sus compañeros ya adentro.

Walter Wilson: Veo que soy el ultimo en llegar.

Gracie Wells: Fue muy valiente lo que hiciste, Walter.

Walter Wilson: Todo por cumplir mi deber.

Zack se levantó y abrazó a Walter.

Zack Berry: ¡Walter! ¡Amigo! Que bien que estés de una pieza.

Walter Wilson: Lo mismo pienso, amigo.

El Pelican empezó a despegar. Walter vio a sus compañeros: Estaban todos, a excepción de Mario.

Walter Wilson: ¿Y Mario? ¿Llegó el equipo medico a tiempo?

Gracie Wells: Walter, yo... Hice todo lo que pude, pero...

Maria Cornely: Mario ha... Muerto.

Walter se asombró de tal manera que simplemente se quedo petrificado. Enojado golpeó uno de los lados del Pelican. Puso su cabeza donde había golpeado y cerró los ojos, recordando las ultimas palabras de Mario.

Recuerdo

Mario de Stefano: No... Me deje... Morir.

Fin del recuerdo

Aquellas palabras retumbaron en la mente de Walter hasta que llegó a la Base Gold Fortune donde, junto con los otros Cadetes fueron recibidos por el Coronel Roberts, y por el Capitán Nicholas Reynolds, otro hombre que portaba un uniforme de oficial con muchas condecoraciones.

Capitán Nicholas Reynolds: Sus acciones, cadetes. Fueron bastantes torpes. Docenas de Marines muertos y heridos, otras docenas de civiles en la misma situación, 3 edificios con daños graves y por poco matan al Embajador. Pero, hicieron bien su trabajo protegiendo y escoltando al Embajador Orien Graham, sus acciones en esta operación son reconocidas tanto por los oficiales de esta Base, como por los miembros más altos de la UNSC. Por eso, este día de ser simples reclutas serán promovidos a ser verdaderos soldados, a verdaderos Marines. Mañana seran condecorados con las medallas que hayan ganado en esta operación. Felicitaciones, ahora pueden retirarse.

Todos los Marines: ¡Hurrah!

Los Marines rompieron filas y empezaron a retirarse, Walter escuchó que alguien lo nombraba.

Capt. Nicholas Reynolds: Marine Wilson, espere por favor.

Walter hizo caso al Capitán y quedo a esperarlo.

Capt. Michael Evans: Marine Walter Wilson Stone, por sus increíbles hazañas será promovido no solo a Soldado, sino a Soldado de Primera Clase. Mañana sera condecorado por sus acciones. Felicitaciones, su padre, estaría orgulloso de usted.

El comentario logró tocar la fibra emocional de Walter, provocando que lagrimeara un poco.

Walter Wilson: ¡Gracias señor!

Operación: GANÍMEDESEditar

08:10 am, 30 de Septiembre de 2524, Zona Residencial de Gladsheim, Harvest

Nagano estaba en casa. Observa una foto con cierta ternura y tristeza. La foto era la boda de ella y Walter. Un pequeño niño con rasgos asiáticos bajo por las escaleras y fue con Nagano.

Niño: Mamá, ¿Dónde está mi papá?

Nagano Tokoyo: No lo... No te preocupes, el esta a salvo.

Niño: ¿Y si no vuelve mi papá?

Nagano Tokoyo: Jin, no te preocupes. Tu padre volverá.

Afuera de la casa, se estaciono un camión militar. Un hombre bajó y el camión prendió su motor y se fue. El hombre cargaba un uniforme militar entre las manos y se dirigía a la casa de Nagano.

Nagano Tokoyo: ¿No has desayunando, verdad Jin?

Jin Wilson: No mamá.

Nagano fue a la cocina y prendió la estufa. A la vez que sonó el timbre de la casa. Jin se dirigió a la puerta corriendo mientras Nagano buscaba algo en el refrigerador.

Jin Wilson: ¡Mamá! ¡Mira quien es!

Nagano cerró la puerta del refrigerador y volteó. Observó a un hombre con una sonrisa en el rostro.

Nagano Tokoyo: ¡Walter!

Nagano corrió hacia Walter y cayo en sus brazos. Mientras se abrazaban, se dieron un romántico beso.

Nagano Tokoyo: Tardaste mucho.

Walter Wilson: Mínimo regrese completo.

Nagano soltó una pequeña risa.

Nagano Tokoyo: Bueno, eso no te lo discuto.

Walter Wilson: Y ¿Cómo esta mi campeón? (Abrazó a su hijo y lo pusó entre sus brazos)... Y ¿Cómo esta la princesa de la casa?

Walter fijo su mirada en el estomago de Nagano, que se encontraba embarazada.

Nagano Tokoyo: Falta poco tiempo Walter.

01:00 am, 29 de Octubre de 2524, Zona Residencial de Gladsheim, Harvest

Walter estaba dormido. Soñaba que su esposa Nagano estaba ejerciendo su profesión actual: Maestra en la escuela donde estudiaba su hijo Jin, Entre sus brazos cargaba a su recién nacida hija, Zoey Wilson mientras estaba impartiendo clases. Hasta que, un inmenso y estruendoso ruido fue escuchado por todos; Nagano, su hijo, y los demás maestros y estudiantes salieron de las aulas para ver un gigantesco rayo siendo disparado desde el cielo quemando y desintegrando todo a su alrededor. El rayo de una coloración roja llegó a la escuela y empezó a desintegrar a los maestros y a los estudiantes. En el sueño, vio las expresiones de horror de Nagano y Jin mientras Zoey lloraba hasta que fueron desintegrados.

Walter despertó abruptamente y agitado de la pesadilla, se levantó de la cama y fue a la cocina. Bajó por las escaleras y al llegar, abrió el refrigerador y sacó una Gwinnet Pilsner. La abrió y la empezó a beber.

Al acabarla, siguió recordando la pesadilla, por lo que Walter volvió a tomar otras 3 cervezas. Alguien prendió las luces de la cocina, era Nagano que cargaba a Zoey entre sus brazos.

Nagano Tokoyo: Walter, ¿Qué estas haciendo?

Walter Wilson: Nagano yo solo... Tuve... Una pesadilla...

Nagano Tokoyo: ¿No sera un trauma de estrés post...?

Walter Wilson: (Interrumpiéndola) ¡No! No, no... Ojala lo fuera. Creo que, tuve una visión.

Nagano Tokoyo: ¿Una visión?

Walter Wilson: No lo se... Era una pesadilla o una visión

Nagano Tokoyo: ¿Sobre qué era?

Walter Wilson: Era... Un rayo gigantesco rojo... Era capaz de desintegrar todo lo que se le cruzase y... El rayo llegó a la escuela de Jin... Y vi como tú, Jin y Zoey eran...

El sonido del teléfono interrumpió la historia de Walter. Nagano fue por el teléfono.

Nagano Tokoyo: Es para ti.

Walter agarro el teléfono.

Walter Wilson: Cabo Wilson. ¿Quién llama?

Agente Stadler (Con un marcado acento alemán): Soy el Agente Felix Stadler, miembro de la Oficina de Inteligencia Naval. La ONI necesita tu ayuda, y la de tu pelotón.

Antes de contestar, Walter suspiro desanimado.

Walter Wilson: Seguro, ¿Cuáles son las ordenes?

Agento Stadler: No puedo contar mucho ahora mismo. Prepara tus cosas y a las 0500 Horas Terrestres, un Warthog de la ONI te recogerá y te llevara a la Base Gold Fortune. En la Base sera donde se le dará su misión. ¿Comprendió?

Walter Wilson: Fuerte y claro Agente.

El Agente Stadler corto la llamada. Walter bajo el teléfono desanimado, Nagano vio su rostro y se extraño.

Nagano Tokoyo: Walter, ¿Sucede algo?

Walter abrazo a su mujer.

Walter Wilson: Tengo que volver a irme.

Nagano casi rompe en lagrimas, pero Walter la abrazo con mas fuerte, pudiendo así calmarla.

Al día siguiente, a las 0500 Horas, Walter se despidió de sus hijos besando a ambos en la frente, y se despidió de Naganao dándole un beso. Walter salio de su casa y subió al Warthog de la ONI que estaba ya estacionado. Al subir en el asiento de copiloto ve a Jin y a Nagano despidiéndose de el.

Jin Wilson: ¿Por qué mi papá se tiene que ir?

Nagano Tokoyo: Es su deber, como Marine.

Walter llego a la Base Gold Fortune, bajó del Warthog y se adentró a la Base. Caminó hasta llegar a lo que una vez fue su patio de entrenamiento, pero ahora, estaba parcialmente vació.

Coronel Max Roberts: Walter, veo que ya has llegado.

Walter volteó y observó al Coronel Roberts, lleno de arrugas y canas, con casi 80 años.

Walter Wilson: (Estrecho su mano con la del Coronel) Coronel Roberts, un gusto volver a verlo. Hace años que no lo veía.

Col. Max Roberts: Hace casi 3 años que no te veo. Desde que fuiste a Eridanus II, cuando regresaste yo estaba en una operación del corazón, cuando estaba recuperado, te volviste a ir.

Walter Wilson: Lamento no haber ido a verle.

Col. Max Roberts: No te preocupes Wilson, tienes una familia y, visitar a un casi retirado Coronel no es necesario. Cambiando de tema, ¿Qué te trae de vuelta a la base?

Walter Wilson: Una misión de la ONI.

Col. Max Roberts: Eso esta fuera de mi jurisdicción.

Walter Wilson: Por cierto Coronel, ¿Sabe si aquí hay un centro de la Oficina Naval?

Col. Max Roberts: Efectivamente. ¿Vez ese edificio alto que esta al frente nuestra? Ese es el centro.

Walter Wilson: Gracias Coronel.

Col. Max Roberts: Walter, te advierto de algo... Debes de tener cuidado con la ONI, ellos no son de fiar. Siempre que usan a Marines para sus operaciones terminan siendo masacrados.

Walter asintió y se despidió del Coronel. Al llegar al centro de la ONI, vio a sus compañeros de pelotón alrededor de una holomesa.

Walter Wilson: ¿Me extrañaban?

Maria Cornely: Hola Walter.

Su pelotón lo saludo.

Walter Wilson: ¿Y ahora en qué lió nos hemos metido?

De repente, al otro extremo de la habitación, se abrió una puerta y de ella salio un hombre caucásico de edad un poco avanzada, que portaba un uniforme de la ONI.

Hombre: Buenos días Marines.

Walter Wilson: ¿Y Usted quién mierda...?

Zack interrumpió a Walter.

Zack Berry (Susurrando): Walter, deja que yo me encargue de esto.

Agente Bradford: Soy el Agente Clarence Bradford, soy un oficial superior de la ONI, por lo que pido que cuide su lenguaje.

Zack Berry: Ya no pasara mas... Soy el Sargento Mayor Berry, un placer.

Zack intento estrechar la mano con el Agente Bradford, pero este declino el apretón de manos.

Agente Bradford: No vengo por cordialidades, Sargento Berry. Están aquí reunidos dado a que a las 0400 horas del 26 de Octubre, perdimos comunicaciones con una de nuestras Bases que experimentaba y analizaba una especie de tecnología no humana.

Gracie Wells: ¿Tecnología no humana?

Walter Wilson: ¿Alienígenas?

Agente Bradford: Efectivamente. Es una estructura gigantesca que estaba enterrada a mas de 700 metros de la corteza. Obras mineras encontraron la estructura y rápidamente hicimos una Base sobre la estructura. Pero, como he dicho, hemos perdido la comunicación.

Maria Cornely: ¿No han intentado recuperarla?

Agente Bradford: Claro que ya lo hemos intentado. El problema fue que el primer equipo de 20 Marines que enviamos, jamas regresó.

Walter Wilson (En tono de burla): Nos enviaran a morir como ellos.

Agente Bradford: Negativo, no irán solo ustedes, mandaremos a mas de 50 Marines.

Zack Berry: ¿Cuáles son los planes?

Agente Bradford: El plan consiste en hacer que los Marines aterricen a 100 o 200 metros de la ubicación de la Base, a un lado del Monte Asgard. Cuando ustedes lleguen a la Base Ganímedes eliminaran a cualquier hostil que encuentren y destruirán la Base con una Bomba Havok, cosa que creemos que también destruirá la estructura alienígena.

Walter Wilson: ¿No seria mas fácil y menos peligroso hacer un bombardeo aereo?

Agente Bradford: Podría ser pero... Necesitamos la información que hay en la Base sobre la estructura.

Zack Berry: ¿Seria todo?

Agente Bradford: Afirmativo.

Walter antes de opinar, recordó lo que le había dicho el Coronel.

Walter Wilson: Suena... Como pan comido.

Agente Bradford: Espero que así sea la misión. A las 1200 Horas llegaran los Pelicans y entre las 1300-1400 Horas, iniciaran con la Operación: GANÍMEDES. Pueden retirarse, Marines.

El Pelotón asintió y se retiró de la habitación. El Agente Bradford sonrió de una manera malévola.

1200 Horas, 29 de Octubre de 2524, Base Gold Fortune, Harvest

Los Pelicans estaba apunto de despegar, Walter hace instantes que se había subido y vio a los miembros de su pelotón: Zack estaba viendo sus armas, una Magnum M6C y un Rifle de Asalto MA5B. Maria y Gracie estaban platicando como siempre lo hacían antes de una misión. Eristov que recién había llegado estaba observando un punto en la nada. Otros Marines de otro Pelotón, se subieron al Pelican del Pelotón Águila Negra.

Walter Wilson: (Detuvo a un Marine) ¿Quién es el líder de su pelotón?

Sargento Johnson: Déjeme presentarme, soy el Sargento Avery Jr. Johnson.

Ambos estrecharon las manos.

Sgt. Johnson: Supongo que usted es el líder de su pelotón.

Zack Berry: No, jeje. Soy yo, Sargento Mayor Berry.

Johnson y Berry estrecharon las manos.

Zack Berry: ¿Ustedes son de la Compañía Alfa Centaury?

Sgt. Johnson: Efectivamente. Somos Pelotón Centaury III.

Zack Berry: Bienvenidos al Pelotón Águila Negra.

El Pelican cerró la compuerta trasera tras que todos los miembros de Centaury III subieran. El Pelican se elevo junto con otros 5 Pelicans, iniciando así la Operación: GANÍMEDES.

Al pasar 3 horas, los Pelicans arribaron al Monte Asgard.

AJ (COM): Damas y caballeros, hemos llegado. Prepárense para el aterrizaje.

Los Pelicans aterrizaron y abrieron las escotillas, los Marines en decenas empezaron a salir.


Los Marines se movilizaron hasta llegar a la Base Ganímedes: La Base tenia una longitud de mas de 1 kilómetro, los Marines se quedaron perplejos de la avanzada estructura de la Base, viéndose demasiado futurista aun en el siglo 26, posiblemente se deba a que usaron la estructura alienígena para recrear su tecnología.

Los Marines se introdujeron a la Base y al pasar por las puertas, avanzaron con cierto temor dado a la profunda oscuridad que emanaba el sitio.

Maria Cornely: Tengo un mal presentimiento sobre esto.

Walter Wilson: Cálmate Maria, estoy aquí.

Zack Berry: Contigo, no solo bastara.

Walter Wilson: Diría que es más que suficiente.

Zack sonrió. Los Marines siguieron adentrándose a la Base en ruinas: Las paredes habían sido atravesadas con marcas de disparos, cables sueltos corroídos y un olor horrible posiblemente generado por varios cadáveres.

Los Marines siguieron recorriendo los pasillos que parecían casi interminables hasta que llegaron a un gigantesco salón.

Marine Burton: ¿Esto sera la Sala de Control?

Zack Berry: En efecto, lo es.

Walter Wilson: ¿Cuáles son las órdenes?

Zack preparó su garganta.

Zack Berry: ¡Atención! Ya sabemos cuales son las ordenes. Mi plan es, dividirnos en 4 equipos, tres equipos de quince Marines y uno de cinco. El primer y el segundo equipo irán hacia la Estructura y eliminaran a los hostiles, el tercer equipo ira por la información y el cuarto plantara la bomba desde aquí. Tenemos dos horas para completar la operación, y cuando acaben con sus tareas este sera nuestro punto de control.

Zack formó los equipos de Marines.

Zack Berry: ¡Avancen Marines!

Todos los Marines: ¡Hurrah!

Maria, Gracie y Walter junto con otros 27 Marines salieron por una compuerta para empezara buscar la Estructura y a los hostiles. Mientras se adentraban por la Base, entraron a un pasillo con dos direcciones: uno los dirigía a las profundidades de la Base y el otro iba hacia la izquierda. Los Marines se dividieron en dos equipos: Maria, Gracie y Walter junto con otros quince Marines bajaron hasta las profundidades de la Base a través de varios elevadores llegando a un laboratorio con terminales de computo abandonadas donde se encontraba la gigantesca estructura.

Walter Wilson: (Mientras veía la estructura, Walter saco un cigarro) Interesante...

Todos los Marines vieron con asombro la estructura que parecia estar "dormida".

Gracie Wells: ¿A qué antigua civilización habrá pertenecido?

Gracie caminó y se acercó demasiado a la estructura, al tropezarse por accidente tocó la estructura. Esta empezó a emitir un color azul brillante.

Walter Wilson: ¡Cuidado!

Walter apartó rápidamente a Gracie de la estructura. Los Marines se quedaron anonadados al ver que, desde la estructura salió disparado un potente y ruidoso rayo azul hacia el cielo.

Walter Wilson: Esto no puede ser algo bueno.

Los disparos de un Rifle en Asalto MA5B cargado por un Insurrecto atraviesan el pecho de un Marine y así, varios Insurrectos salieron de sus coberturas para empezar un tiroteo contra los Marines. Al intentar protegerse del ataque enemigo, algunos Marines fueron alcanzados por las balas mientras que la mayoría alcanzó a tomar cobertura entre los escombros y en la estructura. Esto último empezó que la estructura empezará a emitir un color azul que se iba haciendo más brilloso.

Walter, cubrido en unos escombros de concreto, salió de su cobertura y empezó a disparar contra los Insurrectos con su Rifle de Batalla XBR55, logrando despedazar la cabeza de uno, hasta que, una bala atravesó su brazo.

Walter Wilson (Gritando de dolor): ¡Agh! ¡Hijo de puta!

Walter cayó adolorido. Maria se percató de lo que había pasado, por lo que rápidamente fue con Walter.

Maria Cornely: ¡Walter! ¡¿Estás bien?!

Walter Wilson: ¡Claro que no maldita sea! ¡Necesito bioespuma!

Maria Cornely: Cálmate Walter... ¡Gracie!

Gracie eliminó a un Insurrecto hasta que escuchó la voz de Maria.

Gracie Wells: ¿Qué pasa? (Centro su mirada en Walter) Oh mierda...

Maria Cornely: Debemos irnos de aquí.

Gracie Wells: Lo sé...

Al mirar a su alrededor, Gracie alcanzó a ver un pasillo con una puerta de seguridad aun no sellada.

Gracie Wells: Sé a donde ir, ¡Maria! ¡Walter! Síganme.

Maria Cornely: ¿Puedes caminar Walter?

Walter Wilson: Mi herida es en mi brazo, por lo que supongo que sí.

Maria ayudó a que Walter se levantara, para después seguir a Gracie mientras que los otros Marines estaban siendo masacrados por los Insurrectos. Gracie, Maria y Walter alcanzaron a escapar sin ser detectados, al pasar por la puerta la sellaron y se dieron cuenta que estaban en un laboratorio.

Maria Cornely: (Suspiró) Estamos a salvo.

Walter adolorido se acostó en el suelo y e intentó sanar sus heridas.

Gracie Wells: No podemos quedarnos por mucho tiempo. Buscare una salida y si no regreso en 10 minutos, váyanse sin mi.

Maria y Walter asintieron. Gracie se fue por otra puerta, dejando solos a Maria y a Walter. Aun, Walter no había podido curar sus heridas, por lo que Maria encontró un botiquín en el laboratorio.

Maria Cornely: Veo que necesitas una mano.

Walter Wilson: Sí, por favor.

Maria se agachó para ayudar a Walter, suministró primeros auxilios a Walter, empezando a limpiar su herida. Luego comenzó a cubrir su antebrazo con bioespuma y después cubrió su brazo con vendas.

Cuando sus manos estaban rozando el fornido antebrazo, empezó a recordar algo.

Recuerdo

Walter fue a los dormitorios. Se sentó en su cama y se quito se playera sudada.

Sin que Walter se diera cuenta, Maria entro al dormitorio y vio a Walter cambiándose.

Maria Cornely: ¡Hay! Perdón Walter.

Walter sorprendido volteó a ver a Maria.

Walter Wilson: ¡Oh! No te preocupes. Yo ya me iba.

Maria se adentro al dormitorio y Walter tomo una toalla para salir. Ambos chocaron estrepitosamente, Maria colocó su mano sobre el pecho de Walter y la mano de Walter chocó contra la cintura de Maria. Ambos se sonrojaron.

Walter Wilson: Lo siento.

Maria Cornely: No hay problema, Wally.

Walter salio del cuarto y Maria, empezó a cambiarse mientras aun seguía sonrojada.

Fin del Recuerdo

Walter Wilson (En voz baja): Bastardo...

Maria Cornely: ¿No me lo dirás a mí, verdad?

Walter negó con la cabeza.

Maria Cornely: Entonces, ¿A qué te refieres?

Walter Wilson: Me refería al Agente Bradford... De seguro nos envió a esta, misión suicida. Para ser unos conejillos de indias de la ONI.

Maria Cornely: Pues con tu actitud, no dudo que no haya alguien con ganas de matarte.

Walter soltó unas carcajadas.

Walter Wilson: Tal vez la gente me odie. ¿Recuerdas esa vez que golpee al Comandante Howard? Le pegue tan duro que tardo mucho en levantarse.

Maria soltó una pequeña risa.

Maria Cornely: Como no olvidarlo pero, si no fuera por eso, hubieras llegado mas lejos en el ejercito.

Walter Wilson: No importa realmente, si hubiera subido de rango, ya no los vería a ustedes, ya no te vería Maria.

Maria empezó a sonrojarse.

Walter Wilson: ¿Y tu me odias, Maria?

Maria Cornely: Walter, yo...

Maria continuo explicándole pero, Walter no pudo entenderla ya que empezó a hablar en un tono muy bajo.

Walter Wilson: ¿Maria? (Puso su mano sobre el hombro de Maria) ¿Te sientes bien?

Walter se sorprendió cuando sintió los labios de Maria tocando los suyos pero, en vez de separarla, Walter continuó besándola. Siguieron besando y pararon antes de que la situación se volviera mas sugerente.

Walter separo de su boca los labios de Maria.

Walter Wilson: Maria, debemos parar, estamos en aprietos y necesitamos salir de esta situación.

Maria Cornely: Lo siento...

Walter Wilson: No te sientas mal... Solo esperemos a que llegue Gracie e irnos de aquí.

Pasaron los minutos, afuera del laboratorio se oyeron los pasos de alguien acercándose con rapidez. Gracie empujo la puerta trasera del laboratorio, estaba asustada y exhalaba con prisa. Maria y Walter fueron con ella para intentar calmarla.

Walter Wilson: ¿Qué fue lo que pasó?

Gracie Wells (Asustada): Sea lo que sea que haya visto... No son Insurreccionistas... ¡Tenemos que irnos! ¡Ahora!

Un Extraño EnemigoEditar

1310 Horas, 29 de Octubre de 2524, Base Ganímedes, Harvest

Una pesada pisada sonó afuera del laboratorio.

Gracie Wells: Oh no... Me siguieron...

Walter observó a su alrededor, intentando buscar una manera de salir.

Walter Wilson: ¡Por aquí!

Walter les señaló a Gracie y a Maria unas escotillas, rápidamente la abrieron y se introdujeron y justo al cerrarla, algo derribo la puerta. Vieron a una especie de robot de forma humanoide y a otro robot de mayor tamaño que portaba un tipo de espada. Ambos emanaban un color azul brilloso en ciertas partes de su estructura.

-¿Dónde estan los Inusannon?

La criatura robotica gigantesca soltó una especie de rugido.

-Calma, calma, Caballero. Los encontraremos y los eliminaremos, por nuestro señor, Ur-Didacta.

Los Marines se alejaron de los enemigos recorriendo los túneles de ventilación. Walter quedo extrañado de lo que había dicho el robot humanoide.

Walter Wilson: ¿Ur-Didacta? ¿Qué sera eso?

Maria Cornely: Podría ser el nombre de su líder.

Gracie Wells: Es factible.

Los Marines siguieron avanzando hasta que encontraron otra escotilla que se interponía en su camino. Gracie se asomo por la escotilla.

Gracie Wells: Al parecer, es la cocina.

Gracie abrió la escotilla y bajó por ella.

Gracie Wells: No hay monos en la costa.

Walter fue el segundo en bajarse, y después ayudo a bajar a Maria sujetándola desde la cintura.

Maria Cornely: ¿Y ahora cuál es el plan?

Walter Wilson: Debemos escapar, sea como sea. Ese es el plan.

Maria Cornely: Sí , ¿Pero cómo lo haremos?

Gracie Wells: Debería de haber un mapa de la Base... Eso nos serviría de gran ayuda.

Los Marines buscaron en la cocina solo si por mera suerte había un mapa de la Base.

Walter Wilson: Oigan, creo que he encontrado algo.

Gracie Wells: ¿Un mapa?

Walter Wilson: Mmm... No, una IA.

A través de una holomesa se proyecto una IA. Su holograma la representaba como una mujer de pelo no muy largo de color negro, era alta y delgada aunque lucia un esbelto cuerpo tapado por un uniforme con el símbolo de la ONI y un bello rostro que lo acompañaba una tierna sonrisa.

IA: ¡Hola! Mi numero de serie es RCL-0290-1, pero llámenme Rachel. Soy la IA encargada de administrar la Base Ganímedes.

Gracie Wells: Necesitamos tu ayuda.

Rachel: ¿Qué necesitan?

Gracie Wells: Ocupamos un mapa de la Base.

Rachel: Es necesario una contraseña.

Walter Wilson: No la tenemos.

Rachel: Lo lamento, no puedo ayudar si no son personal de esta Base.

Walter Wilson: Ah vamos... Acaso no a las IA's las hacen mas, ¿Humanas?

Maria Cornely: Walter, no seas tan dura con ella.

Walter Wilson: Las personas siempre han sido duras conmigo... Nunca conocí a mi padre y ví a mi madre muerta enfrente mía.

Rachel: Que atroz, lo siento.

Walter Wilson: Lo dices muy tarde.

Rachel: Uh, perdón...

Walter Wilson: No sientas remordimientos. No puedes sentir, eres una maquina y las maquinas no tienen sentimientos.

Gracie se enfadó considerablemente con Walter e intentó golpearlo pero, Walter alcanzó a detener su puño, para después empujarla para atrás.

Gracie Wells (Enojada): ¡Walter! ¡Te estas excediendo!

Walter Wilson: No me importa ser así con esa maquina que no nos esta ayudando en nada.

Rachel (Diciéndose así misma): (Bajó la cabeza con tristeza) Veo que tengo que romper mis códigos de programación... Aunque sea solo por esta vez.

A través de la holomesa, se mostró holográficamente un mapa completo de la Base.

Rachel: Ustedes estan aquí: en la cocina. Si van por donde vinieron encontrarían... Muerte. Al parecer aun quedan Marines vivos, les daré sus ubicaciones y les mostrare una manera segura de como llegar.

Gracie Wells: Te lo agradecemos, Rachel.

Los Marines estaban apunto de abandonar la cocina, justo cuando Rachel les gritó.

Rachel: ¡Esperen! Quiero acompañarlos, ¿Puedo?

Gracie Wells: Claro. Walter, llévala contigo.

Walter Wilson: ¿Yo? ¿Con ella?

Rachel (Desanimada): Bueno...

Walter tomó el chip de la holomesa donde estaba Rachel y lo colocó en su casco.

Gracie Wells: ¿Por dónde debemos avanzar, Rachel?

Rachel: Todo derecho.

Walter Wilson: Estén atentas.

Rachel: No debes de preocuparte. Yo controlo todo el sistema de cámaras. Les avisare por si detecto algún enemigo.

Maria Cornely: Por cierto, ¿No sabes qué son esas cosas roboticas?

Rachel: No... Totalmente. Los datos recogidos indican que estan hechos de un metal desconocido. Pero hasta ahí, no se registraron mas datos, o eso fue lo que me contaron mis creadores.

Gracie Wells: ¿Qué fue lo que paso con la Base? y ¿Cómo termino en este estado?

Rachel: Mientras investigábamos, la estructura creo un tipo de pulso electromagnético que dejo inútiles a sistemas, como algunas cámaras, el de defensa e incapacito las comunicaciones con el exterior. Cuando los científicos intentaron irse, llegaron los Insurrectos.

Walter Wilson: Así que estamos, abandonados a nuestra suerte.

Rachel: Pues... (Se queda callada por un tiempo) Oh no, ¡Corran!

Gracie Wells: ¿Por qué?

Al final del pasillo donde se encontraban, un Insurreccionista salió corriendo asustado hacia su dirección. Walter levantó su Rifle y le apuntó a la cara.

Walter Wilson: Tranquila Rachel, solo es un simple Rebelde.

Sgt. Max Collins: ¡Ayuda! ¡Por favor!

Walter estaba apunto de jalar el gatillo pero, detrás del Sargento Collins se emanaron luces azules, siendo generadas por la criatura metálica de gran tamaño.

Gracie Wells: ¡Mierda! ¡Corran!

La criatura, atravesó con una espada de luz solida el hombro del Sargento Collins. Al clavarla lo suficientemente profunda la criatura hizo retroceder a Collins provocando que se cayera al suelo boca arriba y sin esfuerzo alguno, la criatura aplasto la cabeza del Sargento.

Los Marines se habían alejado un poco pero, la criatura los alcanzó a ver y soltó un rugido.

Walter Wilson: ¡Mierda! ¡Nos ha visto!

La criatura abrió un portal y salia del portal, para así cada vez, se acercaba mas a ellos. Los Marines entraron a una habitación que tenia una puerta hecha de Titanio puro, la cerraron con rapidez y Rachel la cerró con un código de seguridad, los Marines pusieron muebles, sillas y cualquier objeto pesado para impedir el paso de la criatura.

Gracie Wells: ¿Qué fue eso?

Walter Wilson: Alcance a llamar que los llaman, Caballeros...

Rachel: ¿Caballeros?

Walter Wilson: Aunque prefiero el nombre de Knights; cuando escapamos otra criatura mas humana lo llamo Caballero.

Maria Cornely: Al parecer, han de venir de esa estructura.

Rachel: Es raro, en todo lo que investigamos sobre la estructura, nunca pudimos "invocar" a esas criaturas...

Afuera del cuarto, el Knight embistió contra la pared, intentando derrumbarla.

Maria Cornely: Debemos salir de aquí.

Rachel: ¡Por aquí!

Rachel les indico una puerta trasera, los Marines entraron a ella y Rachel la sello justo cuando el Knight atravesó la puerta.

Gracie Wells: Salimos justo a tiempo.

Walter Wilson: Ahora, tenemos que encontrar a los demás Marines.

Los Marines siguieron avanzado por los pasillos de la Base siendo dirigidos por Rachel. Encontraron varios cadáveres de Insurrectos y algún que otro Marine, encontraron por el camino. Tras varios minutos, llegaron a la Sala de Control.

Maria Cornely: Oh, no...

La bomba había sido casi terminada pero, los Marines encargados de ella habían sido brutalmente atacados: sangre derramada en las paredes, extremidades humanas descuartizadas y el lugar emanaba una especie de olor a azufre, dando a entender que los Marines habían sido, desintegrados.

Rachel: Que horror...

Una tenue voz, fue percibida.

Eristov Yeltsin: Walter...

Walter volteó y vió a Eristov tirado en el suelo. Walter se acercó con prisa. Al agacharse lo vio moribundo, se dio cuenta que su uniforme tenia marcas de fuego.

Walter Wilson: Eristov, ¿Qué ha sucedido...?

Eristov Yeltisin: Esas cosas... Unas criaturas nos emboscaron y nos masacraron...

Walter Wilson: ¿Qué paso con los cadáveres?

Eristov Yeltsin: Sus armas... Son disparos de luz que... Desintegran... No sé porque no me mataron, pero...

Eristov alzo el brazo y Walter cogió la mano de Eristov, a esta le faltaban 3 dedos y la mano empezaba a desintegrarse, soltando varios fragmentos de luz.

Eristov Yeltsin: Lo lamento Walter, por no salvar a mi equipo...

Walter Wilson: ... Eristov, lo siento tanto...

Walter dejo de sentir la mano de Eristov, el Marine empezó a desintegrarse hasta quedar hecho una nube de fragmentos de luz de olor azufre. Walter soltó una pequeña lagrima por la muerte de su amigo, Gracie y Maria estaban llorando. Walter se había quedado con las holoplacas de Eristov.

Walter Wilson: Escuchen... No debemos dejar que la muerte de Eris nos detenga. Tenemos que completar la Operación, para poder vengarlo...

Gracie Wells: Bien... Yo me quedo aquí, ustedes busquen a los Marines sobrevivientes.

Maria y Walter junto con Rachel, empezaron a buscar a los Marines sobrevivientes. Al adentrarse mas a la Base, fueron encontrado los cadáveres del primer equipo junto con algunos cadáveres del segundo equipo.

Finalmente, encontraron a los miembros del segundo equipo.

Sgt. Johnson: Pensé que estaban muertos.

Walter Wilson: Yo pensé lo mismo sobre ustedes.

Sgt. Johnson: Jaja bueno, debemos salir de este lugar.

Maria Cornely: Retira a tu equipo, tenemos que encontrar al tercer equipo.

Johnson avisó a sus Marines que fueran de regreso a la Sala de Control.

Walter Wilson: Por cierto, ¿No sabes dónde esta Zack?

Zack apareció detrás del Sargento Johnson con una venda en su brazo, al igual que Walter.

Zack Berry: Estoy... bien. O eso creo.

Walter Wilson: Vaya, veo que estamos en las mismas.

Zack vio el antebrazo vendado de Walter.

Zack Berry: Y sí, pero da igual. Acompañare a los Marines a la Sala.

Maria Cornely: Gracie los espera.

Zack asintió y se fue junto con los otros Marines.

Sgt. Johnson: Bien, yo los acompañare. Si es que no hay problema.

Walter Wilson: Para nada. Continuemos.

Los Marines y la IA, fueron hasta otra parte de la Base, llegando a una gigantesca Sala de Control, aun mayor que la Sala de Control donde habían estado.

Rachel: Mmm... No podemos estar aquí.

Walter Wilson: ¿Por qué?

Rachel: Estamos en la Sala de Administración que cuenta con un nivel de seguridad 3. El segundo mayor de la Base.

Maria Cornely: ¿Y cuál es el mas alto?

Rachel: Nivel de seguridad 4. Donde se encontraba la Estructura. ¡Oh! Esperen... Ya estuvieron allí, dejen abro la puerta.

Rachel tardo unos segundos en abrir la puerta de la Sala, por fin descubriendo el paradero del tercer equipo de Marines, solo habiendo sobrevivido tres de quince Marines.

Walter Wilson: ¿Qué ha pasado?

Marine Warner: Han... Muerto.

Los rugidos de Knights se escucharon muy cerca de ellos.

Walter Wilson: Oh, mierda...

Tres Knights, acompañados por 3 criaturas robóticas voladoras y por unos seres de la misma tecnología similares a perros, llegaron tras haber derrumbado otra puerta de la Sala. Un Knight que portaba una especie de picos sobre su cabeza y era un poco mas grande que los otros dos. Este rugió y empezaron a disparar con sus armas de luz contra los Marines. Estos tomaron cobertura y respondieron disparando con sus armas.

Sgt. Johnson: Nuestras armas, no le hacen daño.

Marine Warner: ¿Quién es el Comandante entre nosotros?

Walter Wilson: Prácticamente, yo.

Marine Warner: Ten.

El Marine Warner le entrego a Walter un chip de datos.

Walter Wilson: Son, los datos de la Base, ¿Verdad?

Marine Warner: ¡Claro que sí! ¡Ahora váyanse! Les daremos todo el tiempo que podamos.

Maria Cornely: ¡Eso es un suicidio!

Marine Warner: La información es muy importante....

Los Marines entregaron sus holoplacas de identificación.

Walter Wilson: Los recordaremos como héroes.

Los Marines del tercer equipo tomaron otras coberturas, para distraer a los Knights mientras que, el equipo de Walter salieron de la Sala de Administración junto con la información. Rachel selló la puerta pero Walter, alcanzó a ver de reojo como uno de los Marines estaba siendo desintegrado.

Walter Wilson: Tenemos que irnos de aquí, ¡Ahora!

Pasaron los minutos y Walter con los demás llegaron a la Sala de Control por el pabellón izquierdo. Al llegar, vieron a otros Marines que estaba recargados en una puerta haciendo fuerza.

Zack Berry: Me alegro que hayan llegado.

Walter Wilson: ¿Por qué estan los Marines en la puerta?

Gracie Wells: Es porque hay un maldito Knight detrás de la puerta.

Maria Cornely: Debemos irnos de aquí.

Gracie Wells: Lo sé, lo sé.

Walter Wilson: ¿Y la bomba? ¿Esta lista?

Gracie Wells: Afirmativo.

Zack Berry: ¿Qué paso con el tercer equipo?

Walter Wilson: Nos ayudaron a escapar, no contaron con la misma suerta.

Walter enseñó las holoplacas de los Marines a Zack.

Zack Berry: Maldición... Bueno, tenemos que largarnos de aquí ahora. No quiero perder mas hombres. Gracie, activa la bomba. ¡Marines! Salgan de aquí ¡Ahora!

Gracie Wells: ¿Cuánto tiempo le pongo?

Zack Berry: Mmm...

Rachel: Walter, ponme sobre la bomba.

Walter coloco el chip de Rachel sobre la bomba. Rachel se proyecto en un holograma.

Rachel: Váyanse de aquí. Yo activare manualmente la bomba y cuando estén a una distancia segura... Disfruten el espectáculo.

Walter Wilson: Gracias Rachel. Lamento haber sido tan grosero contigo.

Rachel: No te preocupes Walter. Saca a tus amigos de aquí.

Walter junto con los demás Marines sobrevivientes, escaparon de las instalaciones de la Base. Antes de salir, Walter volvió a ver detrás a la Base. Pero finalmente, junto con los Marines fueron a una ubicación segura lejos de la Base.

En la Base, los Knights atravesaron las puertas, se acercaron a donde estaba el holograma de Rachel, ella los veía con una sonrisa en la cara.

Rachel: Ilusos.

La bomba explotó y provocó el colapso de toda la Base Ganímedes. La Estructura alienígena, junto con todas las criaturas roboticas fueron aplastadas por los escombros de la Base.

Una Hora Después

Los Pelicans habían recogido ya a los Marines. Walter junto con su Pelotón estaban sentados y empezaron a platicar entre ellos.

Walter Wilson: (Se estiró mientras bostezaba) Por fin... Después de un largo día de trabajo, solo quiero tomar una ducha.

Zack Berry: ¿Qué habrán sido esas cosas?

Walter Wilson: No sé... Pero sean lo que sean, siempre nos han dicho que no estamos solos en el Universo. Y a lo mejor, algo o alguien nos esta observando...

La LlegadaEditar

Afuera del Sistema Epsilon Indi

Una nave de coloración morada había abierto un portal desliespacial. En lo que era una especie de Sala de Control, una criatura de forma aviaria manejaba una especie de computadoras, mientras que una criatura mamiferoide que portaba una armadura ornamental habia llegado. La criatura aviaria observo al Mamífero en señal de alabanza.

Chur'R-Yar: Cacique... La Luminaria a detectado algo.

Maccabeus: ¿Qué ha descubierto?

Chur'R-Yar: Ha detectado la activación de una reliquia, de los Dioses...

Maccabeus exhaló en tono de sorpresa.

Maccabeus: ¿Conoces el origen de la fuente?

Chur'R-Yar: Sí, señor.

Maccabeus: Informare al Sumo Concilio. Manda una de tus naves e intenta buscar la reliquia y lleva contigo la Luminaria.

Chur'R-Yar, la criatura aviara, asintió.

Maccabeus salió de la Sala de Control de la Rapid Conversion, la nave donde se encontraban y vió a otro de su especie, otro Jiralhanae, esperándolo.

Maccabeus: Tartarus, ¿No deberías estar con tus hermanos Jiralhanae?

Tartarus: Así es. Pero, sus juegos de Unggoys me resultan aburridos y un poco patéticos.

Maccabeus soltó una especie de sonrisa.

Maccabeus: Algún día Tartarus, seras un gran Cacique. Tu padre, estaría orgulloso.

Tartarus: Gracias, Maccabeus.

05:20 am, 30 de Diciembre de 2524, Metro de Gladsheim, Harvest

Walter y su familia iban a reunirse con los miembros de su Pelotón, para festejar el año nuevo. Se encontraban ya en el tren bala, que los llevaría de Gladsheim hasta Utgard en menos de 39 minutos.

Walter Wilson: Bueno, ya estamos aquí. Sí no nos vamos ahora, tal vez lleguemos tarde.

Nagano Tokoyo: Bueno, tienes razón. Espero que esto empiece a moverse.

Walter Wilson: No te preocupes, ya iniciara el viaje.

Nagano Tokoyo: Bien... Me iré a dormir un rato. Ten, cuida a Zoey.

Nagano le pasó a Walter a la pequeña Zoey Wilson. Walter la colocó sobre sus brazos mientras la veía con cariño, la pequeña niña sonrió mientras que Nagano junto con Jin se durmieron mientras el tren bala empezó a dirigirse a Utgard.

En algún punto del sistema Epsilon Indi, a las afueras del quinto planeta del sistema, se abrió un portal desliespacial y de este, salió una nave.

Maccabeus (COM): Capitana Chur'R-Yar, ¿Me recibe?

Chur'R-Yar: Fuerte y claro, Cacique.

Maccabeus (COM): ¿Qué es lo que ve?

Chur'R-Yar: Tengo entendido que estamos en la órbita de un gigante gaseoso, espere.. Creo que algo viene hacia nosotros.

Maccabeus (COM) ¿Son hostiles?

Chur'R-Yar: Al parecer, no. La nave es un poco rudimentaria... Veremos que es y la analizaremos. Si encontramos mas de ella seguiremos con el análisis y descubriremos si son una amenaza.

Maccabeus (COM): Desearía que no fueran hostiles pero, en caso que me equivoque... No son nada contra el gran Imperio Covenant. Estate atenta, Chur.

Chur'R-Yar: Lo tendré, Cacique.

Chur'R-Yar cortó las comunicaciones con la Rapid Conversion y empezó a abducir a una nave humana.

11:21 pm, 31 de Enero de 2525, Ciudad de Utgard, Harvest

La lluvia caía en la ciudad de Utgard. Walter estaba en una especie de tienda de televisores análogos y digitales de segunda mano pero, no estaba comprando ninguno, estaba afuera de la tienda, viendo tras el cristal, las noticias que los televisores proyectaban.

Reportera: Bienvenidos. Yo soy Britanny Campbell y aquí las noticias mas importantes de hoy. Los actos de los Insurreccionistas han sido detenidos en el Sistema Epsilon Indi. Anterior a esto, los Insurreccionistas secuestraron y destruyeron varios transportes de pasajeros, como en el caso del National Holiday, dejando a mas de mil fatalidades pero, por fin han sido detenidos.

Walter se fue del lugar y siguió caminando por las calles de la ciudad hasta llegar a un edificio residencial. Al entrar, subió por el elevador hasta llegar al treintavo piso, salió del elevador y se dirigió a la habitación 320. Tocó la puerta y después de unos segundos, la puerta de la habitación se abrió.

Walter Wilson: Hola... Maria.

Walter vio a Maria, ella portaba un escote negro.

Maria Cornely: Hey, que tal Walter ¿Quieres pasar?

Walter Wilson: No gracias, solo venia a saludar.

Maria Cornely: ¡Vamos! Pasa.

Walter se cuestionó pero, finalmente hizó caso a Maria y entró en su departamento.

Walter Wilson: Y ¿Qué me cuentas, Maria?

Maria besó a Walter por sorpresa. Walter se sorprendió bastante y cerró los ojos. Maria y Walter empezaron a besar apasionadamente.

Al Día Siguiente

Maria estaba durmiendo en su cama, se levantó y se dió cuenta que Walter hace rato que se había ido.

Maria Cornely: Walter...

Walter había salido de los departamentos hace ya un par de horas. Estaba en las calles de Utgard caminando hasta que en su teléfono, llegó a una notificación.

Walter tomó su teléfono y vio la notificación.

Walter Wilson: Una, ¿invitación?

Walter leyó la notificación: consistía en una invitación para una reunión de veteranos en la que posiblemente, se encontraría el Sargento Thomas.

Walter Wilson: Bueno, Sargento Thomas... Creo que nos volveremos a ver.

Walter fue a la estación de tren bala, pagó su boleto y subió. El tren empezó su viaje a Gladsheim. Al llegar en 3 horas, fue finalmente a su casa, y fue recibido por Nagano.

Nagano Tokoyo: Walter ya llegaste. Tardaste un poco.

Walter Wilson: Lo lamento, pero tuve que ir a hacer algo. Hablando de otra cosa, me llegó una invitación.

Nagano Tokoyo: ¿Sobre qué?

Walter Wilson: Es, una invitación a una reunión de veteranos. Creo que ira mi padrastro y tengo que ir a verlo...

Un par de Días Después, en Algún Punto del Sistema Epsilon Indi

Un gigante portal desliespacial se abrió, y un Crucero de Batalla Clase-CCS de mas de 700 metros, salió de este.

Maccabeus: Así que, fue en este planeta donde perdimos al Minor Transgression.

Vorenus: Afirmativo.

Maccabeus: Prepara a un pequeño grupo de escolta, quiero intentar un contacto, pacifico.

Vorenus: ¿Seguro Cacique?

Maccabeus asintió mostrando una gran seguridad, Vorenus se levantó y salió de la Sala de Control. Maccabeus observo un panel holografico que mostraba al planeta, de Harvest.

05:50 am, 3 de Febrero de 2525, Estación Orbital Tiara, Harvest

La Estación Tiara, orbitaba el planeta de Harvest. Dentro de ella, dos operados: un hombre de piel negra y una mujer caucásica se mantenían atentos al radar de la estación.

Operador Turner: Oye... El radar detecta, algo.

Operadora Pratt: ¡¿Enserio?! Déjame ver... (La mujer observó el radar) ¿Qué... Es, eso...?

Operador Turner: No lo sé... Es un, objeto desconocido.

Operadora Pratt: Por lo que se detecta... El material del que esta compuesto es, desconocido.

Operadora Turner: Creo que se dirige a... Harvest.

Operadora Pratt: ¡Loki!

Una IA que portaba un casco con cuernos largos y portaba una capa larga que cubría una especie de armadura se mostró holográficamente en el panel de comando.

Loki: La escucho, señora.

Operadora Pratt: Abre un canal de comunicaciones con la FLEETCOM de Harvest.

La inteligencia intentó contactar con la FLEETCOM pero, un pulso electromagnético afectó a la Estación.

Operadora Pratt: Nos han cortado las comunicaciones.

Operador Turner: Que Dios nos ampare...

El Rapid Conversion desplegó varios Phantoms hacia la Estación. Al hacer eso, la Rapid Conversion se quedo varios días en la órbita del planeta, sin haber sido aún detectado.

7 de Febrero de 2525

Desde el Rapid Conversion, salieron dos Spirits que se dirigían a la superficie de Harvest.

Mientras tanto, Walter estaba fuera de un edificio. Había empezado ya, la Reunión de Ex-Convictos. Antes de entrar Walter suspiró para finalmente entrar al edificio. Mientras se adentraba se percató de la presencia del Coronel Roberts.

Walter Wilson: Coronel.

Col. Max Roberts: ¡Oh! Walter, ¿Cómo estas viejo amigo?

Walter Wilson: Estoy bien Coronel, y ¿Usted?

Col. Max Roberts: Igualmente viejo amigo... Bueno, creo que alguien lo espera.

Walter Wilson: ¿Ah sí?

Col. Max Roberts: Usted mas que nadie sabe porque ha venido a esta reunión. Aquella persona lo espera al final del salón.

Walter Wilson: Gracias, Coronel.

Walter se despidió del Coronel, para dirigirse hacia el final del salón.

Maccabeus acompañado por otros Jiralhanaes: criaturas bípedas similares a mamíferos de mas de 2.50 metros de altura; por Unggoys: criaturas rechonchas bípedas que cargaban una especie de contenedor en sus espaldas con no mas de un 1.80 metro de altura; y por Kig-Yars: criaturas aviarias bípedas flacas que pasaban levemente los 2 metros de altura.

Estas criaturas alienígenas, se reunirían con: la Gobernadora Nils Thune, el Procurador General Rol Pedersen, el Capitán Ponder, la Teniente Comandante Jilan al-Cygni y los Sargentos de Personal Nolan Byrne y Avery Junior Johnson.

Estaban en el Spirit dirigiéndose a la superficie del planeta. Tartarus veía con un poco de recelo a Maccabeus, ya que parecía que Maccabeus había ignorado el mensaje del Sumo Concilio.

Tartarus: Maccabeus... El Concilio nos dio la orden de cristalizar el planeta.

Maccabeus: Lo sé pero, la Luminaria encontró reliquias de los Dioses... Debemos de encontrarlas primero.

Tartarus: Lo entiendo...

Maccabeus: Por eso, tú y un puñado de Unggoys irán a buscar las reliquias.

Tartarus: ¿Y qué hará usted?

Maccabeus: Haré... "Burocracia" con estos seres.

Tartarus asintió.

Los Spirits llegaron a la superficie del planeta. Maccabeus y su escolta descendieron del Spirit en los Jardines Botánicos de Harvest, con excepción de Tartarus y algunos Unggoys que se quedaron en los Spirits yendo a sus nuevos objetivos.

Vorenus: Este sitio es... Diferente a los mundos Covenant.

Maccabeus: Lo sé. Es hermoso este paisaje.

Yull: Tiene razón Cacique.

Maccabeus: Gracias Yull pero, quiero que te comportes. Es una orden.

Yull asintió.

Mientras tanto, Walter caminaba por el salón de aquel edificio. Varios ex-convictos con amputaciones en sus piernas y brazos, otros tenían mejoras cibernéticas y otros estaban en sillas de ruedas o en muletas.

Walter Wilson (Pensando): Los estragos de la guerra...

Walter continuó caminando hasta que observó a un hombre mayor que le resultaba familiar. Sin pensarlo, Walter se acercó a el.

Walter Wilson: Usted es... el ¿Sargento Thomas?

Sgt. Thomas: El mismo, ¿Y quién es usted, joven?

Walter Wilson: Yo soy... Tú hijo...

Yull, un Unggoy, estaba desesperado y el más que su Capitán, sabía que los humanos no eran buenas; el más que su Capitán, sabía que era lo correcto, la correcta forma de actuar...

Jilan al-Cygni: Manténganse calmados chicos.

Sgt. Johnson: No te preocupes, no somos políticos.

Jilan al-Cygni: No lo dudo. Besarse es para políticos y ciertamente no soy eso.

Un Marine, fue el primero en llegar donde se reunirían con los alienígenas pero, Yull al verlo, se pusó nervioso. El Marine se acercaba poco a poco hasta que Maccabeus fijó su atención en el Unngoy.

Maccabeus: ¡Yull!

Yull se abalanzó contra uno de los Marines. Este ultimo, intentó quitárselo de encima pero, el Unggoy mordió el cuello para después empezar a descuartizar al Marine, este sin antes disparó su Rifle de Batalla alertando a sus compañeros.

Maccabeus: ¡Maldito!

11 de Febrero de 2525, Reunión de Ex-Convictos, Harvest

El hombre sonrió en tono de burla.

Sgt. Thomas: Pero yo, no tengo hijos. Yo no soy un padre.

Walter Wilson: Cualquiera puede ser un padre. Incluso un hombre que hacia algo tan sencillo y reconfortante, como darle un abrazo a un niño y hacerle saber, que siempre estarás a su lado, para protegerlo.

Sgt. Thomas: ¿Walter? Eres tú...

El hombre abrazó a Walter, ambos se quedaron conversando por un tiempo. Pero, en los televisores que había en el salón cambiaron de canal.

Brittany Campbell: Noticia de ultimo minuto. Un grupo de Marines han tenido un enfrentamiento armado con... Contra un grupo de alienígenas; tras un primer contacto fallido, empezó un enfrentamiento armado... ¿Esto es el inicio de una, guerra?

Las personas que se encontraban en el salón se quedaron impactadas al escuchar la noticia. La tensión entre las personas empezó a aumentar.

Sgt. Thomas: La gente esta preocupada... Debes de irte.

Walter Wilson: ¿Qué pasara contigo?

Sgt. Thomas: Solo soy un hombre viejo... Me contaste que tienes una familia... Vete y sálvala.

Walter Wilson: Pero tú, también eres parte de mi familia.

Sgt. Thomas: Yo, estoy cerca de morir, no me queda mucho tiempo de vida... Tu tienes toda una vida por delante... No la desaproveches salvando a un viejo anciano.

Walter apunto de llorar, se despidió de su padrastro y tomo su moto para irse del lugar. Mientras conducía, observó las calles de Utgard llenas de gente atemorizada empezando a hacer disturbios, rompiendo ventanas, vandalizando tiendas mientras que la Milicia intentaba detenerlos pacíficamente.

Walter Wilson: Por las barbas de Odín...

Mientras tanto, Maccabeus y su escolta, se encontraban dentro de un Phantom. Maccabeus observaba con furia a Yull.

Chuk: Señor, han dañado seriamente a Licinus...

Maccabeus: (Observó a Licinus con una herida en el estomago) Lo sé. Pero... También se quien, es el responsable de este problema.

Maccabeus volteó a ver a Yull totalmente molesto. Se acercó con el Unggoy y lo sujetó del cuello para arrancarle la mascara al Unggoy, este empezó a sollozar de dolor y pedía piedad en un dialecto poco comprensible. Maccabeus: Abran la escotilla. ¡Tú maldito infeliz! Por tu incompetencia... ¡Morirás!

Al abrirse las escotillas del Phantom, Maccabeus aventó con furia a Yull hacia los ríos Mimir.

Tartarus: Me hubiera gustado hacer los honores.

Maccabeus: Quería... Desestresarme, pero olvidemos esto. Piloto, llévanos a la Rapid Conversion.

Walter se alejó de la gente que estaba vandalizando las tiendas, para llegar a un edificio residencial. Subió por el elevador y se dirigió a la habitación 320.

Walter Wilson: (Tocó la puerta con fuerza) ¡Maria!

Mientras Maria tardó un poco en abrir la puerta, Walter estaba intentando enviar un mensaje a su familia pero, las comunicaciones se habían cortado.

Maria Cornely: ¡Walter! (Abrazó a Walter) Dios, haya afuera es...

Walter Wilson: Es un caos... Tenemos que irnos de aquí.

Maria Cornely: ¿Y tu familia?

Walter Wilson: Intenté hablar con Nagano pero, las comunicaciones han cortado...

06:40 pm, 22 de Febrero de 2525

Walter estaba conduciendo su moto, quería ir con su familia en Gladsheim. La ciudad de Utgard estaba siendo evacuada por un posible ataque, por lo que él sabia que sería complicado ir a Gladsheim sin tener que enfrentar a las autoridades.

Walter había llegado al inicio de la carretera que lo llevaría hasta Gladsheim pero, se encontró con un oficial.

Policia Payne: Deténgase.

Walter frenó su moto.

Walter Wilson: Oficial, necesito ir con mi familia, hasta Gladsheim.

Policia Payne: Es muy peligroso ir solo hasta allá. No hay fuerzas militares en la ciudad, por lo que existe la posibilidad de otro ataque.

Walter Wilson: Lo sé Oficial. Pero no me da miedo, soy un Marine y estoy entrenado para cualquier caso.

Policia Payne: Agh... Confiaré en su palabra.

Walter inició el largo viaje de Utgard hasta Gladsheim.

El Rapid Conversion atravesó la atmósfera y llego a la ciudad de Gladsheim.

Jin Wilson: ¡Mamá!

Nagano salió de su casa y se percató de que una gigantesca sombra cubría una parte de la ciudad. Al voltear al cielo Nagano vió a la Rapid Conversion pasar encima de su casa. La nave de mayor tamaño empezó a soltar pequeñas aeronaves que empezaron a atacar el poblado. Varias capsulas salieron de la nave y cayeron a un lado de la casa de Nagano, de estas, salieron Jiralhanae.

Pasaron las horas y Walter estacionó su moto en una parte de la carretera, se bajó y desde allí pudo ver a Gladsheim, ardiendo en llamas. Walter cayó de rodillas al suelo sin decir ni una palabra hasta que empezó a gritar de dolor, por haber perdido lo que mas amaba.

23 de Febrero de 2525, Orbita de Harvest

Una nave de menor tamaño salió del desliespacio y se dirigió a la Rapid Conversion. En los pasillos de aquella nave, una criatura reptiloide llamados Sangheilis, portaba una armadura roja mientras caminaba hasta llegar a una pared. Realmente se trataba de un cuarto secreto y al abrirse las puertas el Elite entró.

La habitación, únicamente contaba con una mesa donde sobre ella estaba una urna y alrededor de esta, habían 7 velas apagadas. Y otra vela de menor tamaño estaba justo al lado del Sangheili, encendida. El Sangheili la tomó y se acercó a la urna. Con la vela pequeña empezó a prender una por una a cada vela.

Sangheili Mayor: He aquí que veo a mi madre. He aquí que veo a mi clan. He aquí que me llaman...

El Sangheili puso su cabeza sobre la urna, alabándola con respeto.

Sangheili Mayor: He aquí que veo a mi madre. He aquí que honro a mi padre. He aquí que me nombran, 'Moram.

El Sangheili se levantó para ver, la urna de las cenizas de su madre.

La nave se acoplo con la Rapid Conversion, el Sangheili Mayor que portaba una armadura roja se dirigía a la Sala de Control.

Tartarus: ¿Quién es este lagarto?

Sangheili Mayor: Me hacen llamar, Grika 'Moramee.

Tartarus: ¿Y a qué vienen tú y tu nave?

Grika prosiguio a contestar las dudas de Tartarus. Maccabeus hablaba con proyecciones holograficas del Diacono Dadab y del Huragok Ligther Than Some.

Maccabeus: Dadab, quiero que le preguntes a tu amigo, ¿Quién es ese Grika 'Moramee?

Dadab: Por supuesto, señor.

Dadab se comunicó con Ligther Than Some, Maccabeus vio como el Huragok se comunicaba telepaticamente con el Unggoy. Despues de unos segundos, Dadab se propusó a contestarle a Maccabeus.

Dadab: Lighter contarme que 'Moramee, es nacido de Suban.

Maccabeus: Eso explicaría su, diferente aspecto físico con otros Sangheili.

El Huragok asintió con la cabeza, para después conectarse telepaticamente con Dadab, otra vez.

Dadab: Uy, interesante...

Maccabeus: ¿Qué fue lo que te contó?

Dadab: Me señaló que 'Moramee, es muy joven para ser un Sangheili Mayor y su pasado es...

Grika entró en el cuarto donde estaban conversando Maccabeus, Dadab y Lighter.

Maccabeus: ¿A qué has venido, joven Sangheili?

Grika 'Moram: La redención y la venganza, son mis propósitos.

Maccabeus: Explícate.

Grika 'Moram: Mi escuadrón fue masacrado, mi madre fue asesinada.

Maccabeus: Supongo que, tú y tus compañeros han venido apoyar nuestra misión, bajo ordenes del Sumo Concilio.

Grika asintió:

Maccabeus: Espero que cumplas con tus palabras.

Grika 'Moram: Así lo haré.

Grika salió de la Sala y mientras se iba, Tartarus lo veía con desprecio.

Vorenus: ¿Pasa algo, Tartarus? ¿No te agradan los nuevos?

Tartarus: Yo, desprecio a los Sangheili.

Un Kig-Yar se acercó al par de Jiralhanae.

Dem: Tartarus... He recibido un mensaje.

Tartarus: ¿Qué has encontrado?

Dem: Un mensaje, de los herejes...

Maccabeus los interrumpió.

Maccabeus: ¿En qué consiste el mensaje?

Dem: Buscan, conversar pacíficamente en Utgard, la alguna vez capital del planeta.

Tartarus: Suena como una trampa.

Dem: Lo sé, pero como he dicho, es en la capital del planeta.

Vorenus: Sí la atacamos, nos tendrán mas miedo. Y su especie podrá ser eliminada.

Maccabeus: Enviare a pelotones merodear el área de la metropolis, por si realmente es una trampa. Necesitaremos el apoyo de la Rapid Conversion.

Tartarus: ¡No seas tan crédulo Maccabeus! Esta mas que claro que es una...

Maccabeus interrumpió a Tartarus dándole un fuerte golpe en la cara, provocando que su sobrino cayera al suelo.

Maccabeus: No. Te atrevas a hablarme. Así.

Tartarus se levantó y escupió sangre mientras miraba con recelo a su tío pero, decidió irse junto con Vorenus.

En los hangares del Crucero Rapid Conversion, salieron un par de Phantoms y Spirits. En un Phantom se encontraba 'Moram junto con sus tropas, uno de los dirigentes de su equipo de asalto lo reconoció.

Ryvo 'Ugaaree: Eres ¿Grika 'Moramee?

El Sangheili observo a 'Ugaaree, este portaba una armadura de coloración dorada junto con un casco que tapaba su rostro.

Grila 'Moram: Prefiero que me hablen sin el sufijo, no lo merezco.

Ryvo 'Ugaaree: ¿Alguna tragedia?

Grika asintió.

Ryvo 'Ugaeree: Déjame decirte algo... No dejes que tu honor, sea manchado por la sed de venganza.

Grika 'Moram: Lo tomare en cuenta.

Un Holograma de Tartarus se activo en el Phantom.

Tartarus (COM): Escúchenme. Su misión es sencilla: Deben merodear el área y a todos los que no sean parte del Imperio, elimínenlos.

Ryvo 'Ugaaree: Lo haremos.

Tartarus cortó la holollamada.

A las lejanías, dentro de un edificio, Zack Berry miraba el cielo con unos binoculares.

Zack Berry: Se aproximan...

Gracie Wells: Déjame ver.

Zack le pasó los binoculares a Gracie, ella observó las aeronaves aproximándose.

Zack Berry: ¡Prepárense!

La Ultima BatallaEditar

1200 Horas, 23 de Febrero de 2525, Ciudad de Utgard, Harvest

Walter estaba recargado sobre unos escombros, miraba la ultima foto familiar que había tomado con su familia. Walter estaba lagrimeando, veía con tristeza los rostros de su familia. Gracie se acercó a él lentamente.

Gracie Wells: Emm... Walter, ¿Estás bien?

Walter Wislon: Estoy bien... No te preocupes.

Gracie Wells: ¿Quieres hablar de algo?

Walter Wilson: No... No lo sé, he pensando en muchas cosas sobre mi familia, que paso con ellos... Pero, también sigue la duda de mi padre.

Gracie se sentó a un lado de Walter.

Gracie Wells: Falleció antes de que lo conocieras.

Walter Wilson: Sí... Por eso no confió en las personas del gobierno...

Gracie Wells: Creo que nunca entendí esa, desconfianza...

Walter Wilson: Esa desconfianza viene a que se, que los hombres trajeados enviaron a morir a mi padre.

Zack llegó e interrumpió la conversación.

Zack Berry: ¡Oigan! Tenemos que irnos.

Walter se levantó para irse, pero Zack lo detuvo.

Zack Berry: Hombre, se por lo que pasas. ¿Estas seguro?

Walter Wilson: Sí, no hay nada mas que deseé que, matar a cada maldito alienígena.

Los soldados alienígenas de Ryvo 'Ugaaree descendieron del Phanthom.

Ryvo 'Ugaaree: Ya saben cual es la misión. Cumplan su trabajo y no le fallen a nuestros profetas... ¡¿Entendieron?!

Todos: ¡Señor, sí señor!

Ryvo dividió a sus tropas en pequeños escuadrones, para que merodeaban el área. 'Moram fue agrupado con un par de Kig-Yar y un cuarteto de Unggoys.

Yoz Zhok: ¡Mantengan la cabeza abajo! No sabemos si hay Francotiradores en esta zona.

Grika 'Moram: Baja el tono de tu voz...

Liplip: No deberías preocuparte, con 'Moram dirigiendonos, estamos a salvo.

Grika decidió guardar silencio para que Liplip creyera en sus propias palabras.

Finalmente, el Rapid Conversion llegó a la ciudad de Utgard, un Phantom fue desplegado y en este se encontraba Tartarus, que descendía para reunirse con el Capitan Ponder. Finalmente, el Phantom abrio su escotilla y Tartarus junto con una pequeña escolta llegaron a donde estaba el Capitán.

Capitán Ponder: ¡Hola amigos! ¡Sean bienvenidos!

Tartarus: ¿Qué es lo que buscas, vil animal?

Capitán Ponder: ¡El único animal eres tú! ¡Atrápalo!

Ponder le aventó a Tartrus un Holopad.

Tartarus: ¿A qué viene todo esto?

Capitán Ponder: Es una trampa, ¡Maldito imbécil!

Un Impulsor de Masa apuntó hacia el Rapid Conversion.

Liplip: ¿Qué es, eso...?

El escuadrón de 'Moram voltearon a ver al Impulsor de Masa, justo en el momento que disparo contra el Rapid Conversion.

Yoz Zhok: ¡Por los Profetas! ¡Es una...

Grika sujetó del hombro a Yoz Zhok y lo aventó a unas ruinas detrás suya. Para que, segundos después, una bala de Rifle de Precisión impactara contra el suelo.

Grika 'Moram: ¡Emboscada!

Los Marines salieron de sus coberturas, detrás de las ruinas de varios edificios caídos de la ciudad, e iniciaron un tiroteo contra las fuerzas del Covenant.

Cabo Michael Kruger: ¡¿Cuál es el plan, Sargento?!

Zack Berry: ¡Mantenerlos a raya! Cueste lo que cueste. ¡No dejen que lleguen al Impulsor!

Era la primera vez que Zack dirigía un casi ejercito de Marines contra el Covenant, no conocía las tácticas del enemigo ni mucho menos la tecnología de los mismos.

Cuando Zack concluyó de hablar con el Cabo Kruger, no pudo ver como una bola de energía de color azul destrozó totalmente la cara de su compañero matándolo al instante y dejando su rostro irreconocible por quemaduras de tercer grado. Zack observó el tiroteo y vio como los Rifles y Pistolas de los Marines, eran casi inútiles contra los seres reptiloides, pero veía que eran parcialmente eficaces contra las criaturas aviarias y con las rechonchas. Pero, al ver que sus Marines caian de tan solo uno o dos disparos de energía, lo aterró bastante.

Tartarus lleno de rabia, se abalanzó contra el Capitan Ponder, tirándolo al suelo. Tartarus lo golpeó en la cara con tanta fuerza que le rompió la nariz, la mandíbula y destrozó el canal auditivo derecho de Ponder, dejándolo casi inconsciente. Tartarus levantó y saco una especie de Martillo gigante que cargaba en su espalda. Ponder, con su ultimo aliento le restregó en la cara a Tartars una frase:

Capitán Ponder: ¡Algún día vamos a ganar! ¡No importa lo que cueste!

Tartarus sonrió en tono de burla y alzó su Martillo, para después aplastar el cráneo del Capitán, terminando con su vida.

En el campo de Batalla, el Impulsor de Masa volvió a disparar contra el Rapid Conversión, logrando dañarlo seriamente. 'Moram acabo con la vida de un Marine para centrar su atención en otros tres Marines que mataban a un Unggoy, antes de ir por ellos, una sombra gigantesca lo cubrió y se percató de que era el Rapid Conversion cayendo gravemente dañado. 'Moram recordó que su nave, donde estaban las cenizas de su madre, estaban cayendo a la superficie a toda velocidad junto con la Rapid Conversion.

'Moram soltó un grito de guerra y se acercó con prisa contra los tres Marines que había visto. Llegándoles por las espaldas mientras estos, estaban disparando contra los Unggoys. Uno de los Marines volteo repentinamente y vio a 'Moram. El Marine se espantó y advirtió a sus compañeros solo porque 'Moram lo dejo. Cuando los tres apuntaron sus armas contra 'Moram, se dieron cuenta de la increíble altura del alienígena que superaba los 2.4 metros, pero sin haberse dado cuenta, 'Moram golpeó a un Marine provocando que este cayera al suelo con una mandíbula rota, los otros dos Marines dispararon contra el Sangheili pero, sus balas apenas le hacían cosquillas a su escudo de energía. 'Moram prendio una daga de energía y atravesó el estomago de uno de los Marines, al ver que no murió al instante, 'Moram hizo una abertura desde el estomago hasta el pecho del Marine para después empujarlo, el cadáver chorreo montones de sangre y esta cayo en el rostro del tercer y ultimo Marine. 'Moram saco un Rifle de Plasma y disparo a quemarropa en la cara del ultimo Marine, los disparos quemaron y deformaron tanto el rostro del Marine que se podian ver incluso partes del hueso mientras la piel caía derretida.

Mientras tanto, Walter disparaba con una ametralladora pesada, descuartizando a todo enemigo que se cruzase. Un Jiralhane atacó por sorpresa a un Marine, lo sujetó de la pierna, lo alzó y lo estampó en el suelo con brutalidad, para después sujetarlo del cuello y arrancar con cierta presión, la cabeza del Marine. Walter veía la batalla, veía a los Marines que apenas había conocido ayer que se habían ganado su confianza, siendo masacrados por la fuerza superior del Covenant... Walter empezó a recordar a su familia e imaginó cuales habrán sido sus posibles muertes. Pensar en todo eso, lo llenó de una rabia e ira inimaginable.

Walter Wilson: ¡Malditos! ¡Los matare...! ¡Los matare a todos!

Walter desmontó la Ametralladora, al tenerla cargando se dio cuenta de lo realmente pesada que era pero: la adrenalina, el odio, el rencor, el miedo... Y la sed de venganza se apoderó de su ser y empezó a disparar con ella mientras soltaba un grito de ira. Apuntó contra aquel Jiralhanae y las balas empezaron a descuartizar a la criatura.

Walter eliminó a una docena mas, hasta que un Kig-Yar portando una Carabina disparo una bala verde que impacto contra su rodilla, Walter gimió de dolor y apuntó contra la criatura, usando las ultimas balas de la Ametralladora, descuartizo al Kig-Yar. Walter dejo la Ametralladora en el suelo, y empezó a sentir un ardor en la rodilla, la bala había desgarrado parte de su uniforme y se percató de como una especie de veneno estaba pudriendo el área de impacto, lentamente. Walter se cubrió detrás de una barricada.

Walter Wilson: ¡Medico!

Gracie se percató del estado de Walter y fue con el.

Gracie Wells: Walter, ¿Dónde esta la herida?

Walter Wilson: En mi rodilla...

Gracie desgarró parte del pantalón de Walter, para ver la herida con detenimiento.

Gracie Wells: Walter, yo vi...

Walter Wilson: ¡Dime maldita sea!

Gracie Wells: Vi como Marines murieron envenenados por una bala que dejaba los mismos rastros... Pero, tal vez al haber impacto con tu rodilla, pueda haber una oportunidad.

Gracie cubrió con una venda la rodilla de Walter. Varios Marines se cubrieron cerca de donde estaba Gracie y Walter.

Marine Ross: ¡Tenemos que flanquearlos!

Walter Wilson: ¡¿Solo nosotros 3?!

Marine Ross: ¡Otros Marines nos apoyaran!

Walter Wilson: ¡Hagamos esa mierda!

Walter, Gracie y el Marine Ross salieron de sus coberturas y empezaron a disparar contra los soldados del Covenant. Segundos después, varios Marines mas se les unirían.

Marine Pentecost: ¡Necesito munición!

Marine Ross: ¡Atrápalo!

Marine Kirby: ¡Cuidado!

Una granada cayo detrás de los Marines, estos voltearon e intentaron alejarse pero, la granada explotó, de esta, cientos de picos atravesaron los cuerpos de los Marines.

Zack Berry: ¡Maldita sea! Necesitamos retirarnos... ¡Walter! ¡Cubreme! Yo los distraerá, para que salgan de aquí.

Walter Wilson: ¡Eso es un suicidio Zack!

Zack Berry: Walter escucha... Vi como te aventaste, vi como cargabas esa Ametralladora que posiblemente ninguno de nosotros solo, pueda cargarla. Tenia miedo, pero al verte, me llenaste de esperanza. Es por eso, que debes salvar a los demás.

Walter Wilson: Pero, eres mi amigo... Eres mi hermano.

Zack Berry: Lo sé... ¡Solo hazlo maldita sea!

Walter entre lagrimas asintió. Zack sonrió como un gesto de gracias y salio de su cobertura.

Walter Wilson: ¡Escuchen todos! ¡Retírense!

Los Marines empezaron a retroceder. Zack disparó contra un grupo de Unggoys, sin darse cuenta, por detrás suya. Un Sangheili que portaba una armadura dorada, encendió una espada azul completamente hecha de energía. El Sangheili tomó el hombro de Zack con fuerza y clavo su espada. Esta atravesó por completo el pecho de Zack, destrozando sus órganos internos.

Walter Wilson: ¡Zack! ¡No!

El cadáver de Zack cayo al suelo y el Sangheili rugió a los Marines, de una manera provocativa.

Gracie Wells: ¡Malnacido! ¡Disparenle!

Gracie, Walter y unos Marines abrieron fuego, el Sangheili esquivó las balas con un giro y se cubrió en un muro de concreto, desde ahí les lanzó una granada de plasma, que cayo justo en los pies de los Marines.

Walter Wilson: ¡Cuidado!

Walter empujó a Gracie a un lugar seguro. Uno de los Marines intentó arrojar devuelta la granada, pero al tomarla e intentar lanzarla, descubrió que la granada se había pegado en su mano.

Marine Parker: ¡Me lleva la...!

La granada explotó, descuartizando al Marine Parker y a otros mas. Walter estaba en el suelo junto con Gracie.

Walter Wilson: ¡¿Estás bien?!

Gracie Wells: (Empezó a lagrimear) ¡Mataron a Zack, Walter! ¡Lo mataron!

Walter Wilson: ¡No podemos hacer nada! ¡Tenemos que retroceder!

Walter vio que Gracie tenia una quemadura por plasma en la pierna.

Gracie Wells: ¡La granada! ¡Me quema!

Walter Wilson: ¡Medico!

Un Marine Medico, llegó con ellos.

Walter Wilson: ¡Llevátela a un lugar seguro!

Medico: ¡Sí señor!

Walter soltó un pequeño alarido de dolor, posiblemente el veneno, estaba adentrándose en su sistema.

Medico: ¡Usted también esta herido! ¡Venga conmigo!

Un Sangheili Mayor los vio y se acercó a ellos. Walter, el Medico y Gracie también vieron al Sangheili.

Walter Wilson: No, no puedo... ¡Corran! ¡Yo me encargo!

Gracie Wells: ¡No! ¡No lo hagas Walter!

Walter Wilson: ¡Llevátela! ¡Ahora!

El Medico dudó por unos segundos, pero finalmente cargó a Gracie.

Gracie Wells: (Empezó a llorar) ¡No! ¡Walter! ¡Walter!

Walter sacó un cuchillo de combate. El Sangheili había llegado y observó a Walter.

Walter Wilson: ¡¿Por qué nos matan?! ¡¿Por qué?!

Grika 'Moram: Así lo claman los profetas.

Walter intento clavar su cuchillo, pero este choco con la armadura de 'Moram, doblando al cuchillo por la mitad. 'Moram golpeó levemente a Walter, haciendolo retroceder.

Grika 'Moram: ¿Por qué peleas? ¿Cuáles son tus motivos?

Walter Wilson: ¡He perdido a mi familia! Pero... ¡No perderé a mi hogar! ¡No perderé a Harvest!

Grika 'Moram: Peleas con honor... Sera un placer acabar con tu sufrimiento.

Walter lleno de rabia, intentó golpear a 'Moram. El Sangheili sujetó su puño y lo tuerce, rompiendo así la muñeca de Walter. 'Moram lo aventó a un par de metros, pero Walter se recompuso y con rapidez volvió a intentar golpearlo, 'Moram esquivó con facilidad el ataque de Walter. 'Moram alzo su brazo y golpeo con tal fuerza que mando al suelo a Walter.

Walter empezó a levantarse lentamente, la cara estaba totalmente ensangrentada y se mostraba exhausto.

Walter Wilson: ¡Vamos! Eso es... Eso es...

Walter cayo rendido al suelo, los efectos nocivos de la bala de la Carabina, estaban empezando a afectarlo de peor manera. Grika se acercó lentamente a su oponente. Walter recordó todo: A sus comandantes, a sus amigos de la preparatoria, a sus padrastros, a sus compañeros y mejores amigos, a Nagano y a sus hijos, e imaginó cuales habrán sido sus atroces destinos. Walter se llenó de rabia nuevamente y gritando de furia, cargó su puño contra 'Moram.

'Moram detuvo en seco el puño de Walter. Eso rompió los últimos sentimientos de esperanza de Walter. Finalmente se rindió ante su superior adversario.

'Moram lo sujetó del cuello y lo apretó con fuerza, Walter empezó a soltar sonidos de dolor e intentó forsejear, pero el Sangheili lo acercó a su rostro, para verlo detenidamente.

Grika 'Moram: Son una inmunda raza de pecadores, arderán en el infierno por toda la eternidad. Y la luz de mi espada, sera quien te dirigirá, a la entrada del inframundo.

'Moram sujetó con menos fuerza el cuello de Walter, dejandoló respirar por ultima vez. 'Moram prendió su espada de energía y atravesó el pecho de Walter, perforando sus pulmones y su corazón. Walter vio por una fracción de segundos a Grika, antes de finalmente, caer muerto.

Editar

Varios Meses Despues, Sala de Mando de la Rapid Conversion, Orbita de Harvest

Profeta del Pesar: Me has fallado, Tartarus.

Tartarus: Conozco mis errores Profeta. Permítame...

Profeta del Pesar: ¡En lo absoluto! Tu puesto, ha sido revocado.

Tartarus: ¡Pero! Nadie esta mas capacitado que yo, para este puesto.

Profeta del Pesar: ¡¿Estas juzgando mis órdenes?!

Tartarus: ¡No! No es eso... Pero, ¿Quién ocupará mi puesto?

¿?: Yo.

Tartarus: ¿Quién, eres?

¿?: Soy el Inquisidor, Ripa 'Moramee.


Colonia de Arcadia, 2527

En la ciudad de Pirth perteneciente a la Colonia de Arcadia, una mujer de pelo rojo lacio, cargaba una carriola con una pequeña niña dentro que jugaba con el peluche de un oso.

La mujer se sentó en una banca, para ver a la pequeña niña.

Maria Cornely: Hay Zoey... Eres tan bonita.

Zoey Wilson: Ma... Mamá

Maria sonrió de felicidad al escuchar las primeras palabras de Zoey. La mujer suspiró y vio hacia el cielo estrellado de Arcadia.

Maria Cornely: Walter...


Capitulo Anterior / Capitulo Siguiente